SANIDAD >

La primavera trae rinitis, asma y dermatitis

Foto. | DA
Rinitis, asma, urticaria o dermatitis atópica son los trastornos alérgicos más comunes. | DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Con la llegada de la primavera se pueden acentuar los trastornos alérgicos más frecuentes entre la población como son la rinitis alérgica, el asma alérgica, la urticaria o la dermatitis atópica. Se estima que en España una de cada cuatro personas padece algún tipo de alergia.

En Canarias, el 80% de los pacientes diagnosticados son alérgicos a los ácaros y no al polen, como sucede en el territorio peninsular. Esto es debido a la particularidad geográfica y climática de las Islas, junto a factores de predisposición genética de la población, su modo de vida, así como el cambio climático y la contaminación.

Los especialistas del servicio de Alergología del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (HUNSC), en Tenerife, adscrito a la consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, recuerdan a los pacientes y a la población en general extremar los autocuidados con el inicio de esta estación para evitar posibles episodios agudos, así como acudir a su médico para controlar su patología y evitar recaídas graves.


Recomendaciones generales

Se habla de alergia cuando en el organismo se produce una respuesta exagerada del sistema inmunitario frente a sustancias que son inocuas para la mayoría de las personas. Las patologías alérgicas son muy variadas, de tipo crónico combinadas con episodios agudos a lo largo de la vida; no obstante, si se diagnostican adecuadamente, cualquier paciente puede seguir un tratamiento terapéutico que le permita mejorar su calidad de vida y realizar actividades cotidianas con normalidad.

El papel de los pacientes y su adherencia al tratamiento es fundamental para minimizar el impacto de los efectos de la alergia durante esta época del año. Es por ello que los especialistas del servicio de Alergología del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria, en Tenerife, recuerdan que la semana previa a la entrada de la estación primaveral es el momento perfecto para acudir al médico de familia y al pediatra, para así revisar si el tratamiento terapéutico debe mantenerse o reajustarse, evitando así picos o brotes durante los meses de mayo o junio que suelen producirse en el territorio insular.

En cuanto a consejos básico para el día a día, las personas alérgicas a los ácaros y hongos no deben utilizar humidificadores además de limpiar frecuentemente la casa para evitar acumulación de polvo; o en el caso de las personas alérgicas al polen deben extremar precauciones durante la época de polinización, como utilizar gafas de sol, no exponerse al aire libre en momentos de máxima concentración atmosférica, etc.