Oleg Naydenov >

La principal concentración de fuel sigue alejándose de Gran Canaria, está a 176 kilómetros de la costa

EUROPA PRESS | Las Palmas de Gran Canaria

La principal concentración de hidrocarburos procedentes del buque de bandera rusa Oleg Naydenov, hundido en la costa sur de Gran Canaria, se aleja y se encuentra ya a 176 kilómetros de Gran Canaria, según el informe de reconocimiento aéreo realizado este martes por el avión Sasemar 101 de Salvamento Marítimo.

Asimismo, los barcos de Salvamento Marítimo que se encuentran en la zona del hundimiento, haciendo vigilancia, han constatado que continúa saliendo combustible del barco, según informó el Ministerio de Fomento en un comunicado.

En este sentido, se señaló que las condiciones meteorológicas se mantienen, por lo que se continúan realizando maniobras de dispersión mecánica a través del dispositivo de Fomento que está compuesto por los aviones Sasemar 101 y 305, así como por los cuatro barcos de Salvamento Marítimo: los buques polivalentes ‘Luz de Mar’ y ‘Miguel de Cervantes’, la ‘Guardamar Talía’ y el remolcador ‘Punta Salinas’.

Además, se ha unido a este dispositivo la salvamar’ Alpheratz’ que se ha trasladado desde Los Cristianos, en Tenerife, y está preparada, por si fuera necesario, para prestar apoyo al buque ‘Grampian Surveyor’, que porta el robot submarino, y que este martes ha iniciado las maniobras para recoger información del barco hundido.

[sws_grey_box box_size=”620″]ROBOT

El barco que transporta el robot submarino (Remote Operated Vehicle) que se va a encargar de la exploración del pecio partió a primera hora de este martes, desde Gran Canaria, a la zona del hundimiento del pesquero ruso Oleg Naydenov, donde se prevé que pueda realizar una exploración del pecio, que se encuentra a 2.400 metros de profundidad.

Así lo explicaron a Europa Press fuentes del Ministerio de Fomento, que agregaron que la tripulación encargada de su operativa llegó a la isla el lunes para comenzar durante la jornada de este martes con las labores de localización y exploración del buque, una vez se haya determinado la ubicación exacta.

El robot que se utilizará para estos trabajos es un vehículo operado por control remoto, clase III, con una capacidad de alcance de hasta 3.000 metros de profundidad. Este robot tiene una longitud de 3 metros, un peso de 4,1 toneladas y 200 caballos de potencia.

Respecto a las imágenes que transmita permitirán disponer de información sobre la situación y estado en que se encuentra el buque hundido.[/sws_grey_box]