superconfidencial >

¿Recuerdas, Juanfer? – Por Andrés Chaves

1. Juan Fernando López Aguilar, ahora en la picota por un asunto tan feo, tiene que recordar cuando se convirtió en el justiciero de Canarias. Le auxiliaban en tan glorioso cometido personajes como Santiago Pérez y el tal Martín, aspirante del PSOE a la Alcaldía de Santa Cruz. Santiago Pérez ha estado en tropecientos partidos para acabar en Nueva Canarias. Toda una trayectoria de finura (aunque yo sostengo que pensar siempre lo mismo es de idiotas). López Aguilar no tuvo piedad, ni pidió la presunción de inocencia que ahora reclama para él, cuando persiguió con saña y malas artes, utilizando incluso a la policía socialista, a personas honorables de la sociedad tinerfeña, que ahora se ríen como el Perro Pulgoso. La instrucción de Las Teresitas, por ejemplo, que él casi dirigió con una diligencia digna de mejor causa, está plagada de acontecimientos, actuaciones policiales erráticas e influencias del PSOE que un día se van a contar; yo lo contaré.

2. El aguerrido -entonces- López Aguilar, que ahora gimotea en los medios de comunicación proclamando su integridad, no pensó en las familias: padres, esposas, hijos, de personas honorables a las que él vituperó con saña en esos mismos medios. A cada cochino le llega su sanmartín. ¿Te acuerdas, Juanfer? Ellos también tenían familia y vida política y dignidad y derecho a la presunción de inocencia. Y tú les arrebataste todo esto, junto a tus secuaces.

3. No te quejes ahora, pues, si los afectados por tus acusaciones incendiarias se alegran o se ríen como el Perro Pulgoso. Yo no creo en la justicia divina, luego difícilmente voy a creer en la humana. Pero quien a hierro mata no puede morir a sombrerazos. Y lo que dicen de ti es tan grave, tan triste y tan contundente que, al margen de lo que dictamine el tribunal, y, por supuesto, atribuyéndote la presunción de inocencia que tú no tuviste en cuenta con los demás, parece que la has cagado, macho. Así que defiéndete y si tienes que joderte, te jodes.