Puerto de la Cruz >

Sandra Rodríguez: “Quizás no supimos transmitir a los vecinos muchas decisiones”

Sandra Rodríguez
Sandra Rodríguez, alcaldesa de Puerto de la Cruz y candidata de CC en las elecciones de mayo. / SOFÍA CABRERA

GABRIELA GULESSERIAN | Puerto de la Cruz

Dice que tiene ilusión, ganas y un gran equipo, el mismo con el que cuenta en la actualidad y que ha mantenido porque está preparado y en seis meses, tras la renuncia de cuatro concejales de su mismo partido por discrepancias con ella, ha demostrado que está capacitado para continuar al frente del Ayuntamiento. Ha hecho una apuesta importante por el turismo y por eso la concejal del área, Diana Mora, que en las elecciones de 2011 ocupó uno de los últimos puestos ahora es la número 3 en la plancha de CC.

-Ante el surgimiento de nuevas fuerzas políticas, con el mismo equipo y sin fichajes estrellas ¿espera CC tener los mismos resultados que en 2011?

“Pensamos mejorarlos. Esa es la sensación y la percepción que tenemos. Es cierto que el año pasado por estas fechas CC podía tener otra valoración, había muchísimos problemas de los que ya he hecho autocrítica y reflexión porque se afrontaron de manera errónea, como el del agua y la basura. En lo que me caracteriza actué como creía que se debía hacer y tomé decisiones. Por eso creo que la sensación de apoyo y de una apuesta de confianza hacia mi persona y el equipo se transmite de manera mayoritaria y me da el convencimiento de que vamos a mejorar los resultados de 2011”.

-Ha querido marcar una diferencia en la manera de hacer política con su antecesor, Marcos Brito, sobre todo en lo que respecta a la participación ciudadana. ¿Los vecinos perciben ese cambio?

“Sí, porque en todas las reuniones del foro Puerto de la Cruz Avanza la participación es muy importante. Me ha tocado impulsar esta iniciativa porque he tenido la oportunidad de hacerlo y está empezando a calar que tiene que partir de la ciudadanía. La semana pasada presentamos el proyecto de la calle Quintana y el salón de plenos estaba lleno. Es la semilla para empezar a caminar en una nueva forma de entender la política y la gestión, que no es para los ciudadanos sino con ellos. Es la mejor manera para avanzar hacia el Puerto de la Cruz que queremos con esa estrategia de ciudad clara que tengo en mi cabeza y de alguna manera transmitirla a los vecinos para que éstos participen y hagan sus aportaciones”.

-¿Cuál es esta estrategia?

“Conseguir que sea la mejor ciudad para los vecinos y por ende, para quienes nos visitan. Pero ello requiere que todos decidamos qué queremos del Puerto, qué infraestructuras, que vías y jardines se mantienen. Es una idea bastante complicada de plasmar, que se conseguirá en el próximo mandato y poniéndonos como horizonte 2030 con esa rehabilitación integral del municipio. Soy consciente que el Ayuntamiento durante los últimos cuatro años ha estado inmerso en la recuperación y saneamiento y haberlo conseguido nos va a permitir sentar las bases para embellecer los barrios. Tenemos una programación cultural, deportiva y de tradiciones que no hemos sabido sacarle el suficiente potencial turístico. En este municipio también se pueden vivir experiencias y tener fechas en el calendario tan cruciales que hagan que se nos visite. Eso tiene que ir de la mano de una renovación y reactivación comercial importante en la que todos debemos estar unidos para adoptar decisiones y que una vez tomadas, las cumplamos todos y no estar con expedientes sancionadores por exceso de ocupación de la vía pública o porque hay letreros que no corresponden”.

-Muchas personas se quejan de que en la ciudad ya no se puede caminar por la invasión de mesas y sillas. ¿Qué hará para resolverlo?

“Ellos también son conscientes y estoy yendo empresario por empresario para que colaboren. Si es una demanda de los ciudadanos es una realidad y hay que cumplirla. Pero es verdad que ha costado muchísimo y entre otras cosas, porque ha faltado diálogo. Es una asignatura pendiente de este gobierno”.

– Aunque solo ha sido seis meses alcaldesa, ¿qué autocrítica hace de estos cuatro años de mandato?

“Faltó más comunicación y quizás el no haber sabido transmitir muchas de las decisiones que se han tomado a los ciudadanos pese a que han sido los máximos sufridores de los recortes y los ajustes. Ellos han visto un deterioro de los servicios de recogida y limpieza, de los jardines o de las calles y quizás no hemos sabido explicarle porqué el Puerto está cómo está. Es el momento más importante para mejorar la ciudad, sé cómo hacerlo, cuál es el camino, porque lo he marcado desde el punto de vista económico y cuento con el equipo”.

-¿La mejora de San Telmo o la crisis del agua le pasarán factura a CC en las urnas?

“San Telmo no porque el Paseo ha quedado muy bien. Todos los mensajes en este sentido son positivos, las críticas han cesado y por lo menos lo que yo oigo es que se ha mejorado muchísimo. La crisis del agua pasó factura pero a pesar de no haberla afrontado correctamente, de no estar con los vecinos y dialogar con ellos, de decirles las cosas claras sin miedo, desde que tengo la responsabilidad en la Alcaldía he dado el giro. Si he sido contundente con una concesionaria ha sido con Aqualia. El depósito de La Vera se está construyendo, se instalaron los filtros, aunque el Ayuntamiento sigue con contenciosos porque la empresa entiende que no tiene que abonarlos, pero se ha visto un compromiso claro de su parte respecto a entonar el mea culpa y ha invertido ese medio millón de euros en mantenimiento. Espero que todo eso lo atenúe”.

– ¿Y la renuncia de los concejales de su mismo grupo?

“Creo que no, el partido está unido. Siempre he insistido que asumir y reconocer que el grupo municipal nacionalista estaba fraccionado y tengo mis porqués y mis razones, pero defiendo a los compañeros porque siguen siendo afiliados a CC. Les agradezco que hayan dejado el acta porque demuestra que no hay una fisura del partido. Se han cerrado filas en cuanto a la candidatura que lidero y no percibo que nos pase factura”.

-¿Los ciudadanos entienden que Aqualia se niegue a pagar los filtros y el depósito de La Vera, tenga abierta una auditoría, pero destine 40.000 euros a Mueca?

“Aqualia es una empresa y se maneja con partidas distintas. Si no las aportaba al Puerto lo haría a cualquier otro municipio con el que colabora. Lo que sí tengo claro es que nunca lo había hecho con el Puerto como lo ha hecho ahora. Es más, le he sacado el compromiso que mantenga esta colaboración mientras dure la concesión. Al mismo tiempo tendrá que pagar los filtros y el depósito. Son dos cosas distintas. Mi sensación es que de esta manera la empresa quiere acercarse a los portuenses porque Mueca es algo muy nuestro, es felicidad, es alegría, un festival del que nos sentimos orgullosos y si una empresa como Aqualia colabora, es para intentar decir que no solo está para lo malo y para prestar el servicio, sino también para lo bueno”.

-¿Las concesiones administrativas han sido la gran pesadilla de este gobierno?

“Si hablamos de Aqualia siempre ha sido una pesadilla porque además es un contrato leonino, donde todo lo gana el concesionario y nada el Ayuntamiento. De allí que siga reclamando 2,5 millones. Hay una concesión que me preocupa mucho y por eso decidí implicarme personalmente y es la del Dinámico. Ha sido fallida desde el punto de vista empresarial pero la solución adoptada ha sido la más adecuada para el Puerto, porque se mantiene abierto un espacio emblemático, y para los trabajadores, que me preocupaban muchísimo”.

-¿Fue un error no haber apostado por Mueca en su momento?

“CC nunca ha dejado de hacerlo y quien lo dice desconoce la realidad del municipio. Que se ubique en el momento en el que se tomaron las decisiones. En 2010 no había ni para pagar las nóminas y el patrocinio de los empresarios no existía. Fue una decisión muy dura que se tomó con todo el dolor del alma, eso lo puedo asegurar. Mueca surge cuando surge y todos apostamos por este evento. Me quedo con la parte positiva. La suspensión temporal del Festival Internacional de Arte en la Calle hizo que éste surgiera más más vivo que nunca y sea más aún de los portuenses, porque nace desde la plataforma Cómplices Mueca que consiguió implicar a los ciudadanos de todos los barrios”.