política>

Tres candidaturas al Parlamento, excluidas de las elecciones del 24M

Salón de plenos del Parlamento de Canarias. | SERGIO MÉNDEZ
Salón de plenos del Parlamento de Canarias. | SERGIO MÉNDEZ

D. N. M. | Santa Cruz de Tenerife

Tres listas de las 93 publicadas la semana pasada han quedado excluidas del proceso electoral al Parlamento de Canarias. La proclamación de las candidaturas deja fuera a la presentada en Gran Canaria bajo la denominación de España 2000 y las de Agrupación de Electores Recorte Cero en Tenerife y La Palma. Eso significa que al final serán 90.

Lo que no varía es el dato de que nueve de ellas concurren en las siete islas. Son estas: PP, PSOE, CC, NC, Canarias Decide (IU y otros), Podemos, Ciudadanos, Partido Animalista contra el Maltrato Animal (Pacma) y Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario (MUPC). En todas menos en El Hierro estará UPyD. Unidos, la plataforma impulsada por José Miguel Bravo de Laguna y que, entre otras siglas, incluye a CCN y PIL, captará votantes para el Legislativo en Gran Canaria, Tenerife, Fuerteventura y Lanzarote. Alternativa Nacionalista Canaria (ANC) está inscrita en Tenerife, Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura.

Agrupación Socialista Gomera (ASG), VOX, Escaños en Blanco (EB), Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC), Por un Mundo Más Justo (PUM+J) y Solidaridad y Autogestión Internacionalista (SAIn) son otras de las propuestas admitidas.

Gran Canaria es, con 19 opciones para 15 asientos en la Cámara regional, la isla con el mayor número. Tenerife (15 actas) contabiliza 16. Por debajo, Fuerteventura (7) suma 13; Lanzarote (8), 12; La Gomera (4) y La Palma (8), 10, y en El Hierro (3) son 9. Para entrar en la Cámara autonómica habrá que superar la barrera insular del 30% de los sufragios obtenidos o el 6% regional. El texto de la reforma del Estatuto de Autonomía aprobado recientemente y remitido a las Cortes Generales rebaja ese tope a la mitad (15/3). Además, el presidente del Gobierno adquiere la potestad de disolver anticipadamente el Legislativo. Con la vigente legislación, se volvería a llamar a las urnas si, transcurridos dos meses desde la primera votación de la investidura, ningún candidato logra la confianza. No ha ocurrido.

La campaña electoral se extenderá del 8 al 22 de mayo.