EL ROSARIO >

Unanimidad para exigir seguridad en rotondas de Tabaiba y Radazul

Macario Benítez presidió ayer su último pleno ordinario (quedan dos extraordinarios) como alcalde. / F.PALLERO
Macario Benítez presidió ayer su último pleno ordinario (quedan dos extraordinarios) como alcalde. / F.PALLERO

NORBERTO CHIJEB | El Rosario

El Ayuntamiento de El Rosario expresó ayer, en el último pleno ordinario del presente mandato y el último que preside Macario Benítez tras 32 años de alcalde, su rechazo a la adopción de las soluciones técnicas adoptadas por el Cabildo para mejorar la seguridad vial de la prolongación de la calle Alemania y de la rotonda sur de acceso de la TF-1 al núcleo de Tabaiba. Se instó a la Corporación insular a que realice los trabajos de señalización horizontal de acuerdo a las normativas vigentes, tanto en esta zona como en las rotondas de Radazul y del polígono industrial de La Campana.

Este acuerdo, iniciado por una moción presentada por el PP tras verificar los trabajos realizados por el Servicio de Mantenimiento de Carreteras, en los que se tapaba con pintura negra la doble señalización horizontal que existía en la mencionada vía como solución a una parte de los problemas planteados, derivó en moción institucional ante la necesidad de evitar que medidas de esta naturaleza se perpetúen en el tiempo como soluciones definitivas.
El acuerdo unánime fue la tónica general ante las mociones presentadas al Pleno por los distintos grupos, solo rota por la abstención de IR-Verdes en la moción planteada por el concejal de Deportes, Domingo Pérez Peña, para la utilización compartida del campo municipal de fútbol Maximino Bacallado, propuesta que incorporó a la moción presentada por Alternativa Sí se Puede para el apoyo y promoción del fútbol base.

También por unanimidad salieron adelante las cuatro propuestas de IR-Verdes para la realización de los estudios técnicos para resolver el problema de la baja presión del agua de las viviendas de la calle Los Nateros; el apoyo al pueblo Saharaui y la concesión de asilo político a Hassana Aalía; la designación de la plaza del Ayuntamiento antiguo para la realización de los actos electorales y el mantenimiento del parque infantil de la calle Grano de Oro.

Un padrón de 17.329 habitantes

-El de ayer fue el último pleno ordinario que presidía Macario Benítez Gil, aunque todavía, según adelantó, quedan otras dos sesiones plenarias, en este caso de carácter extraordinario, que tendrán lugar antes de las elecciones del 24 de mayo, uno de ellos a cuenta de este proceso, con la designación de mesas y demás.

-La sesión plenaria de ayer deparó otros temas de orden menor, como la elección del juez de paz sustituto entre 2015 y 2018, que recayó por mayoría absoluta en la figura de Juan José Gorrín González; la revisión del padrón municipal, que el Instituto Nacional de Estadística (INE) cifra en 17.329 habitantes a 1 de enero de 2014, o la toma de conocimiento de la condición de concejalas no adscritas de las exediles socialistas Ana María Hernández Márquez y María Magdalena Medina Martín, que pierden así sus derechos económicos.