SANTA CRUZ DE TENERIFE >

Arranca la obra marítima del dique semisumergido de San Andrés

La maquinaria se colocaba ayer sobre la escollera del frente de San Andrés, desde donde se iniciará la construcción del contradique. / FRAN PALLERO
La maquinaria se colocaba ayer sobre la escollera del frente de San Andrés, desde donde se iniciará la construcción del contradique. / FRAN PALLERO

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

Oficialmente, las obras para la construcción del dique semisumergido de San Andrés comenzaron el pasado noviembre. La construcción de los bloques que constituyen el grueso de la barrera que defenderá a los vecinos de este pueblo pesquero de los embates del mar, ha centrado el trabajo de estos primeros meses para, ayer, dar el siguiente paso: las obras en el mar. Porque, aunque la explanada de la dársena pesquera se ha ido llenando de bloques de hormigón, la realidad para los vecinos es que, hasta que no vieran físicamente la construcción no tenían la seguridad de que finalmente se haría. Ayer, después de casi 40 años esperando por esta solución y multitud de promesas incumplidas, “tenemos otra esperanza”, afirmaba la representante de la Asociación de Mujeres Ágora de San Andrés, Silvia Díaz.

“Hace ya una semana que empezaron los primeros movimientos -detalló Díaz- y hoy ya ha empezado la pala a romper el muro para construir el paso de los camiones hasta el mar”.

También ayer, el alcalde, José Manuel Bermúdez, no ocultaba su satisfacción por este nuevo paso, sobre todo, argumentó, porque los vecinos, “llevan muchos años esperando por esto”. “Estoy muy contento pero mucho más lo están los vecinos que finalmente pueden ver que cumplimos nuestra palabra, la que dimos al principio del mandato”, añadió el alcalde. Para el regidor municipal, “hoy (por ayer) es un día histórico para los vecinos porque podrán desde ya, ver como se va transformando el frente de San Andrés”.

Bermúdez no quiso olvidar que, también en estos días, se están empezando a desarrollar los trabajos para el encauzamiento del barranco del Cercado, “otra de las demandas históricas de este pueblo pesquero y que comienza a ser una realidad gracias al Cabildo de Tenerife”. El alcalde reconoció que la construcción del dique de San Andrés se ha convertido para él en “un símbolo de cómo me gusta hacer las cosas”, recordando que fue el primer problema al que se enfrentó nada más llegar a la alcaldía y que, “con lucha, esfuerzo, negociación e insistencia hemos conseguido solucionar este problema”.

En cuanto al desarrollo de las obras, estas, como toda nueva construcción, va a ocasionar algunas molestias a los vecinos, sobre todo en lo relacionado con el tráfico puesto que uno de los carriles de la avenida, el más cercano al mar, ya ha sido cerrado para facilitar la construcción del dique. Para los vecinos estas molestias son el precio que están dispuestos a pagar si finalmente el dique evita que el mar se meta en sus casas.

En cuanto a los plazos de ejecución, son cinco meses los que debe durar la obra, y teniendo en cuenta que debía haber comenzado en febrero para así evitar el periodo veraniego, finalmente no será hasta septiembre cuando se estima que esté terminada.

Proyecto

El dique semisumergido de San Andrés tendrá una cota máxima de cuatro metros de altura y su extensión abarcará el frente litoral de San Andrés. Para su construcción, primero se ha de levantar un contradique por el que circularán los camiones que llevarán hasta el pueblo los bloque de hormigón que se acumulan en la dársena pesquera, en el interior del puerto capitalino. Ayer ya se inició la rotura del muro del frente litoral para empezar la construcción de ese paso.

El objetivo último de esta construcción que desarrolla Sacyr y que financia la Autoridad Portuaria, busca reducir la fuerza con la que las olas golpean en la costa y evitar así que el mar inunde la avenida y las casas de los vecinos tal y como ha pasado en los últimos años.