adeje>

El Barranco del Infierno abre el miércoles tras ocho años cerrado

El Barranco del Infierno cuenta con un sendero de dos kilómetros de longitud. | DA
El Barranco del Infierno cuenta con un sendero de dos kilómetros de longitud. | DA

N. CHIJEB | Adeje

El alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, adelantó que este miércoles se procederá a la reapertura del sendero del Barranco del Infierno, después de las obras de rehabilitación culminadas hace unas semanas y tras seis años de haber permanecido de manera oficial cerrado.

La empresa concesionaria de la gestión del Barranco del Infierno, Falinia, también anuncia una promoción durante 15 días con un descuento del 50% en el precio de las entradas al sendero y gratis para los adejeros. Así lo explicó el concejal de Obras y Servicios, Gonzalo Delgado, quien además indica que “los precios fuera de la promoción están estipulados en 12 euros para los no residentes, 5,50 euros para los residentes y 1 euro para los adejeros. El cobro de la entrada a los adejeros es un tema simbólico, porque así la empresa puede llevar mejor el control del número de personas que puede acceder al barranco en un día, que está establecido en 300 como máximo”. La entrada se realizará por grupos, a los que acompañará un guía para garantizar tanto la seguridad como el buen uso del espacio natural, además de ofrecer información sobre el barranco”.

El Ayuntamiento decidió, tras el acuerdo alcanzado con el Cabildo para asumir su gestión, sacar a concurso este servicio de tal forma que la empresa ganadora, Falinia, será a partir del miércoles la encargada de gestionar la entrada, seguridad y mantenimiento durante seis años, con opción a dos de prórroga. Falinia deberá entregar al Ayuntamiento el 10% de los beneficios que reciba. Según ha explicado Delgado Díaz, las obras de rehabilitación del sendero, realizadas por Tragsa, ascendieron a más de 182.000 euros, con la dificultad añadida de no poder utilizar helicópteros para el traslado del material de obra a causa de la orografía del terreno, por lo que al final se optó por el arrastre animal.

Hay que recordar que el sendero del Barranco del Infierno está cerrado desde el año 2007, aunque diariamente lo han seguido visitando unos 200 senderistas al día, saltándose la prohibición. En este tiempo, las diferentes administraciones implicadas en la seguridad y conservación del territorio, Cabildo y Ayuntamiento, han trabajado juntos para trazar el mejor modo de gestión de este medio natural. De esta forma, se consultó con expertos en jurisprudencia y seguridad. En este sentido, en 2012, el Cabildo, a petición del Ayuntamiento, encargó la elaboración de un dictamen jurídico sobre seguridad en uso y disfrute de espacios naturales.

En 2013, ambas administraciones suscribieron un convenio mediante el cual el Consistorio pasó a gestionar el servicio de información, control de visitantes y conservación del sendero. Dicho acuerdo contempla que la gestión la puede realizar el Ayuntamiento de forma directa o mediante concesión a una empresa privada, como así ha sido finalmente.