EL HIERRO >

Una campaña científica del IEO confirma la recuperación de los fondos afectados por la erupción submarina en El Hierro

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

Una campaña del Centro Oceanográfico de Canarias del Instituto Español de Oceanografía (IEO), realizada del 27 de abril a 4 de mayo a bordo del buque Oceanográfico Ángeles Alvariño, evidencia la recuperación de los fondos del entorno del volcán submarino de El Hierro.

Una draga de arrastre bentónico y el equipo de fotografía submarina profunda TASIFE 2013, del Centro Oceanográfico de Canarias, son las metodologías utilizadas por el equipo científico bajo la dirección del investigador del IEO Pablo Martín-Sosa para valorar el grado de recuperación de la fauna de los fondos del entorno del volcán.

Los científicos, durante seis días de trabajo en la zona, han podido realizar un total de 14 líneas de muestreo con el equipo fotográfico, durante los que se han tomado numerosas fotografías y vídeos de la zona del volcán, y un total de nueve estaciones de draga de arrastre, con las que se han podido obtener muestras del fondo y su fauna asociada, entre los 90 y los 900 metros de profundidad.

Aunque ahora queda por delante el análisis de la información obtenida en los muestreos, es evidente la avanzada colonización de numerosos organismos que viven sobre la lava expulsada por el volcán, que ha supuesto nuevo sustrato donde adherirse. Esta nueva fauna atrae a peces, crustáceos y cefalópodos que vienen a alimentarse.

En la zona al noreste del volcán, donde los fondos son antiguos porque no fueron cubiertos por nueva lava, pero que sufrieron igualmente el alto nivel de depósito de ceniza, y las aguas con niveles altos de temperatura, acidez y anoxia, se han podido observar los bosques de corales negros del género ‘Antipathes’, muertos, pero absolutamente recubiertos de nueva vida.

EN OCTUBRE, NUEVA INICIATIVA

Esta nueva vida es la que ha permitido constatar la presencia de varias especies de peces como fulas amarillas, congrios, morenas, lagartos, cabrillas, pejeperros o medregales.

En octubre tiene el IEO prevista otra campaña, esta vez como una cámara arrastrada, en fondos preferentemente más someros de la zona del Mar de Las Calmas afectada por las condiciones reinantes durante los meses que duró la erupción submarina de El Hierro.

Terminada la campaña TASIFE se ha iniciado VULCANA, otra campaña cuyo fin es estudiar los parámetros físico-químicos y biológicos en la columna de agua y cartografiar una vez más la zona del volcán de El Hierro.