CD TENERIFE >

Empate en el último suspiro

En la tarde del regreso de Iriome González al Heliodoro Rodríguez López, el portero José Juan, del Lugo, fue el verdadero protagonista del partido al parar casi todo lo que llegó a su portería. / SERGIO MÉNDEZ En la tarde del regreso de Iriome González al Heliodoro Rodríguez López, el portero José Juan, del Lugo, fue el verdadero protagonista del partido al parar casi todo lo que llegó a su portería. / SERGIO MÉNDEZ En la tarde del regreso de Iriome González al Heliodoro Rodríguez López, el portero José Juan, del Lugo, fue el verdadero protagonista del partido al parar casi todo lo que llegó a su portería. / SERGIO MÉNDEZ En la tarde del regreso de Iriome González al Heliodoro Rodríguez López, el portero José Juan, del Lugo, fue el verdadero protagonista del partido al parar casi todo lo que llegó a su portería. / SERGIO MÉNDEZ
<
>
En la tarde del regreso de Iriome González al Heliodoro Rodríguez López, el portero José Juan, del Lugo, fue el verdadero protagonista del partido al parar casi todo lo que llegó a su portería. / SERGIO MÉNDEZ
MARTÍN-TRAVIESO | Santa Cruz de Tenerife

Nuevo paso atrás de un CD Tenerife que ya acumula seis semanas consecutivas seguidas sin conocer la victoria, por lo que está de nuevo al borde de caer en los puestos de descenso. Esta vez tropezó en casa contra un Lugo que incluso llegó a adelantarse en el marcador en la recta final del encuentro, pero un penalti que Vitolo lanzó justo en el minuto 90, rescató un punto casi milagroso.

No obstante, claramente el héroe del partido fue el portero del Lugo, que paró lo inimaginable para que su equipo no saliera derrotado del Heliodoro. Hasta el penalti lanzado por el medio de Valleseco estuvo a punto de evitar que se transformase en el tanto de la igualdad.

La inmensa totalidad del encuentro fue un querer y no poder por parte de los locales, aunque el rival también tuvo sus claras opciones de adjudicarse el triunfo. De hecho, el primer aviso serio fue obra de los gallegos. Luis Fernández se hizo con el control del balón en el minuto once y con un lanzamiento lejano estrelló el balón en el larguero de la portería de Dani.

José Juan, meta lucense, comenzó su exhibición al filo del primer cuarto de hora. Primero se vio obligado a desviar a saque de esquina una falta lejana de Diego Ifrán. Luego detuvo un ensayo de Aitor Sanz.

Siguió acaparando protagonismo en el minuto 21, cuando detuvo un disparo de Diego Ifrán desde el punto de penalti, tras un preciso y sutil pase de Maxi, jugador que también trató batirlo en el veintisiete, pero recibió de José Juan idéntica respuesta. Los blanquiazules comenzaban a desesperarse. Los últimos minutos de la primera parte sirvieron para ver de nuevo a los dos cancerberos. Primero fue Dani el que desvió a córner un disparo escorado de Diego Seoane, pero la réplica de su homólogo no se hizo esperar y también evitó que se colase un disparo de Suso.

El portero del Lugo fue el protagonista del duelo al evitar la derrota de su equipo

Así se llegó al descanso, para la desesperación de los arietes blanquiazules.

La reanudación fue la habitual en los jugadores del Tenerife. Los del Lugo salieron más enchufados, mientras que a los blanquiazules les costó coger la onda al encuentro y no lo hicieron casi hasta el minuto 55.

Durante esos minutos de empanada tinerfeña, Dani intervino acertadamente para que no llegase el 0-1. Otra vez fue Luis Fernández el que probó fortuna. Luego Aitor Sanz también lo intentó con un lanzamiento lejano (min. 54), pero José Juan despejó el balón a córner con apuros.

Corría el cronómetro por el minuto 66 cuando el colegiado de la contienda anuló un gol de Maxi Pérez por fuera de juego. Decisión correcta. Antes de eso, Agné reveló a Juan Carlos por Cristo Martín.

Luego hubo más cambios, ya que Raúl Cámara tuvo que salir del campo lesionado y con la quinta tarjeta del ciclo en su poder, por lo que no viajará a Santander. Tampoco lo hará Aitor Sanz, igualmente por acumulación de amonestaciones.

Se acercaba el final del partido y José Juan siguió a lo suyo. Le amargó la tarde a Ifrán, al que le paró todas las que tuvo hasta que el preparador tinerfeñista le decidió sustituir.

Lo hizo por Abdón Prats. El delantero balear también se tropezó con la fortuna y el acierto del meta del cuadro gallego. En la recta final evitó el primer tanto local al rechazar un cabezazo en boca de gol de Abdón.

Los últimos minutos y la prolongación resultaron frenéticos. Se cumplió el 88 y los de Quique Setién montaron un contragolpe que pilló desguarnecida a la zaga local. Se había quedado solo de cierre Vitolo. La jugada a la contra del Lugo la dirigió David Ferreiro. Vitolo trató de llegar y cuando el balón llega a las inmediaciones de Dani Hernández, Ferreiro se la cede a Álvaro Peña para marcar a placer. 0-1.

Casi no pudieron celebrarlo, ya que en la jugada posterior, el árbitro considera que Borja Gómez derriba a Maxi en el área y decreta pena máxima. Al potente disparo de Vitolo adivina su dirección José Juan, incluso llega a tocar, pero la potencia hace que el balón se cuela hasta el fondo de la red. Empate a uno y no hay tiempo para más. Punto agónico para un Tenerife que no reacciona.