SANTA ÚRSULA >

El Consistorio y Educación, enfrentados por el colegio

EDUCACION
Unas 150 personas se manifiestan en el CEIP Mencey Bencomo
Unas 150 personas, entre padres y alumnos, se concentraron ayer a las puertas del CEIP Mencey Bencomo para exigir que se solucionen las graves deficiencias que tiene el centro, el único del Norte catalogado como Preferente de Motóricos. Desde hace varios años, los familiares solicitan que las rampas tengan el desnivel exigido en la actual normativa y que se adecúen las vallas de las canchas deportivas, actualmente acordonadas. También que se construya un salón de actos y que se dote al colegio de un conserje y de personal de mantenimiento, dado que actualmente carece de dicho personal. / DA

GABRIELA GULESSERIAN | Santa Úrsula

Una vez más, las diferentes administraciones no se ponen de acuerdo en un tema tan trascendente como la educación. Mientras la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias asegura que en este mandato destinó 170.576 euros al CEIP Mencey Bencomo, en Santa Úrsula, para acometer las obras necesarias, el Ayuntamiento desmiente haber recibido esta partida.

El departamento regional expone que el artículo 52 del texto refundido de la Ley de Enseñanza Primaria deja claro que “la conservación, reparación y vigilancia de todos los edificios públicos escolares, incluyendo las viviendas para maestros y directores, así como la limpieza y suministro de agua, electricidad y calefacción de las escuelas correrá a cargo de los municipios, para lo cual consignarán en sus presupuestos la cantidad necesaria a tal fin”.

El Gobierno municipal asegura que las medidas tomadas por el Ayuntamiento han sido “con el único fin, dada la inactividad de la Consejería, de prevenir y evitar lesiones de los alumnos, porque, según informan los técnicos municipales, el cerramiento existente, obra adjudicada por la Consejería, tiene un evidente peligro de caída como consecuencia de la última tormenta”.

Asimismo, añade que pidió en varias ocasiones que se arreglara sin que hasta el momento se haya tomado alguna medida. En relación al techado de las cubiertas de las canchas deportivas, informa de que el departamento regional inició las obras en 2008, pero no las ejecutó, “realizando unas zapatas y canalizaciones subterráneas para terminar con un cerramiento aparentemente provisional”, pero insiste en que al ser un inmueble que no es de titularidad municipal, el Ayuntamiento no puede realizar ningún tipo de actuación dado que no es competente para ello.