COMUNICACIÓN >

Un equipo de la BBC, detenido por grabar un documental sobre las condiciones de los trabajadores en Qatar

EUROPA PRESS | Madrid

Un equipo de la cadena pública británica BBC que se encontraba en Qatar para realizar un documental sobre el próximo Mundial de fútbol de 2022 ha sido detenido dos días por grabar las condiciones de trabajo de los operarios inmigrantes que están empleados en las obras.

Así, el periodista Mark Lobel ha explicado que fue invitado por la oficina del primer ministro qatarí para ver el nuevo alojamiento insignia para los trabajadores inmigrantes de bajos salarios, pero durante la recolección de material adicional para el informe él y su equipo fueron detenidos por realizar su trabajo.

Cuando los reporteros de la BBC se dirigían a grabar a un grupo de trabajadores de Nepal, ocho vehículos blancos les interceptaron en una carretera de Doha y bajo los gritos y amenazas de una decena de efectivos de seguridad fueron trasladados hasta la principal comisaría de la ciudad. Durante su detención se les confiscó tanto su equipo como el material grabado.

Posteriormente, los cuatro trabajadores de la BBC, Lobel y un cámara, un intérprete y un conductor, fueron sometidos a interrogatorios separados coordinados por parte de miembros de la Inteligencia qatarí.

Según ha denunciado la cadena, sus trabajadores nunca fueron acusados directamente y durante el hostil interrogatorio se les preguntó en numerosas ocasiones que hacían y con quién habían estado en su estancia en Qatar. En uno de los encuentros, uno de los agentes explicó que la detención se debía a un asunto de seguridad nacional y les enseñaron unas fotografías suyas durante su estancia en el país del Golfo, lo que evidenció que se les había seguido durante varias jornadas.

Tras dos días detenidos, las autoridades qataríes liberaron a los reporteros sin imputarles cargos y se les invitó a participar en una conferencia de prensa sobre los desarrollos en las infraestructuras de cara a la celebración de la Copa del Mundo de fútbol. Una visión del periodismo que el periodista de la BBC ha calificado de “‘Jekyll y Mr. Hyde'” e “impropio de un país que va a acoger un evento mundial de la repercusión del Mundial”.