SANIDAD >

Las farmacias isleñas se ofrecen para aliviar la saturación en Primaria

Juan Ramón Santana es el vicepresidente del consejo canario. / DA
Juan Ramón Santana es el vicepresidente del consejo canario. / DA

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

El debate no es nuevo, pero esta vez parece que las palabras sí pueden convertirse en hechos. La Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac) y el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos han hecho un llamamiento a la Administración y a la profesión orientado a que las oficinas de farmacia se adecúen a las nuevas necesidades sociosanitarias de los pacientes y de los sistemas públicos. Así, y al igual que ya ocurre en países como Portugal, Canadá y el Reino Unido, los farmacéuticos apuestan porque servicios como la vacunación puedan ser implementados en las boticas para aliviar la presión asistencial en Atención Primaria.

En este sentido, el vicepresidente del Consejo de Farmacéuticos de Canarias y responsable del colegio de Las Palmas, Juan Ramón Santana Ayala, aseguró al DIARIO que el futuro inmediato pasa por convertir la oficina de farmacia comunitaria en farmacia asistencial, “con una mayor colaboración con la Atención Primaria”. “La receta electrónica ha marcado un antes y después en la mejora asistencial de los centros de salud, y el uso de las nuevas tecnologías potencia las posibilidades de colaboración entre el farmacéutico, el médico de familia y los enfermeros”, recalca Juan Ramón Santana, quien dejó claro que los farmacéuticos “están preparados” para llevar a cabo servicios como la vacunación.

De hecho, el vicepresidente del consejo canario recordó que “en las últimas campañas de la gripe nuestra colaboración ha sido muy valorada por la Consejería de Sanidad”. “La red de oficinas de farmacia debe utilizarse en las políticas de promoción de la salud; hay que sumar todos los recursos del sistema, pues la realidad impone un Sistema Nacional de Salud en el que destaca la figura del paciente crónico, a quien tenemos que dar el mejor servicio desde todos los ámbitos de la salud, y ahí entramos los farmacéuticos”, agregó.

En el caso de la prescripción de medicamentos, el responsable del colegio de Las Palmas incidió en que el nuevo modelo de farmacia asistencial que proponen los profesionales, más centrado en el paciente, “incluye no solo la dispensación de medicamentos y productos sanitarios, también la realización de una serie de servicios relacionados con los medicamentos y su correcto uso”. “Estamos en la mejor disposición de colaborar en todo aquello que pueda suponer una mejora en la salud, como puede ser la vacunación, al igual que se hace en Portugal y se empieza a desarrollar en otros países del mundo”, concluyó Juan Ramón Santana.

El Reino Unido, un ejemplo

En el Reino Unido está muy latente en el debate sanitario la posibilidad de que los farmacéuticos puedan pasar consulta o incluso prescribir algunos antibióticos, con el fin de aliviar la presión asistencial que sufre la Atención Primaria. Recientemente, en unas declaraciones publicadas por Redacción Médica, el vicepresidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Luis González, dejaba claro que “el farmacéutico está preparado para prescribir y vacunar, y también para otras funciones. La Administración lo sabe, y también sabe que haremos lo que sea por el beneficio del paciente. Lo único que falta es que el colectivo esté facultado para ello, lo que solo requiere desarrollar la legislación correspondiente”, recalcó González.

Desde el consejo canario, su vicepresidente, Juan Ramón Santana, subraya que “nuestro cometido profesional es la dispensación del medicamento y el consejo a los pacientes para el uso adecuado de los mismos. No es nuestra labor la prescripción, que corresponde a otros profesionales, pero desde el lado de la prevención podemos aportar mucho a los pacientes y al conjunto de los actores sanitarios del Sistema Nacional de Salud”, concluye el también presidente del Colegio de Las Palmas.