TENERIFE >

La Isla crea 25.000 nuevos empleos durante el primer trimestre

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

La creación de 24.950 nuevos puestos de trabajo, la caída en el número de parados de 10.950, así como un mejor comportamiento no solo del turismo, sino de otros sectores claves como el comercio y la construcción vienen a confirmar la recuperación de la actividad económica de la Isla, que ya inició a lo largo del pasado año, tal y como se refleja en el último Boletín de Coyuntura Económica de Tenerife del primer trimestre de 2015, elaborado por la Cámara de Comercio, en colaboración con el Cabildo insular.

Más del 82% del tejido productivo de Tenerife confía, además, en mantener o incrementar sus plantillas en los próximos meses. Las expectativas empresariales muestran también una recuperación progresiva de la confianza empresarial sustentada en varios factores, entre los que destaca la recuperación del consumo de los residentes, el crecimiento en las contrataciones, el aumento del poder adquisitivo de las familias, derivado de un entorno de precios a la baja o la mayor predisposición al crédito por parte de las entidades financieras. El Boletín de Coyuntura Económica recoge también que en el primer trimestre del año se registró un aumento de la demanda de bienes y servicios con importante impactos en dos sectores vitales para la Isla como son el comercio y la hostelería. Del mismo modo, la leve mejoría en la obra pública ha supuesto, de manera inmediata, un aumento en la contratación del sector más deprimido por esta crisis, la construcción que ha permitido recuperar 1.494 afiliaciones en el último año.

Para el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, es “importante seguir trabajando para mejorar los datos de empleo, pero también para capacitar a las personas con dificultades para que puedan encontrar trabajo y formando a los más jóvenes para que cuenten con más oportunidades de empleo. Es importante una mayor y mejor formación de los jóvenes con la que sentar las bases de nuestro desarrollo, además de conseguir con ello mejores condiciones laborales y salariales que permitan un crecimiento más sostenido del empleo”. Las actividades intensivas en mano de obra han tenido impactos positivos sobre el empleo insular propiciando una recuperación anual de la ocupación de 24.950 personas y una caída en el número de parados de 10.950. La tasa de paro ha retrocedido el 3,3% en el último año hasta situarse en el 29,7%, lo que supone el 1,1% por debajo de la tasa canaria y no lo ha hecho en mayor medida, por el aumento de la población activa que creció en 14.000 personas desde marzo de 2014. Según expuso el presidente de la Cámara “la mejoría del empleo supone un rayo de esperanza pero, al mismo tiempo, marca el rumbo de un camino duro y de largo recorrido en el que tanto desde nuestra institución como desde el Cabildo vamos a seguir apostando”.

El incremento de las ventas en el comercio minorista propició un mayor volumen de contrataciones, con cerca de 1.500 afiliados más en el último año a la Seguridad Social, así como un leve aumento de nuevas empresas en el sector (6.742 pymes comerciales). Asimismo, se apreció un crecimiento del movimiento de mercancías por vía marítima.