sociedad >

José María Díaz: “Comienza a cundir el pánico y la desesperación”

<
>

Fotos Educanepal

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

“Hay miles de personas que han perdido sus casas, y muchas más que tiene miedo de entrar en ellas por todas las grietas que hay. La gente está viviendo bajo plásticos, y las lluvias impedirán la reconstrucción de las viviendas hasta que pase el monzón. Comienza a cundir el pánico y la desesperación”. Este es el testimonio del canario José María Díaz, fundador de la ONG Educanepal y que se encuentra realizando ayuda de emergencia entre la gente más afectada por el terremoto en Nepal. José María explica para DIARIO DE AVISOS que “cuanto antes podamos dotarles de necesidades básicas mejor. Todavía hay miedo pues ha habido numerosos temblores de tierra que siguen sucediéndose, aunque el nivel de alarma ha bajado”.

El cooperante se encontraba el sábado en la capital nepalí, Katmandú, cuando se produjo el terremoto que ha costado la vida ya a más de 6.000 personas, una trágica cifra que sigue aumentando. “Afortunadamente en nuestros centros de acogida están todos bien y solo hemos tenido algunos desperfectos y grietas en las casas. Algunos vecinos que vivían en casas de barro y piedra han perdido sus casas al derrumbarse, y ahora mismo la colaboración de vecinos y comunidad es imprescindible hasta que lleguen las ayudas”. José María se sorprende ante la capacidad de aceptación del pueblo nepalí, “me sorprende ver como los niños siguen sonriendo cuando les gasto alguna broma”.

EDUCANEPAL SIGUE TRABAJANDO EN LA ZONA

El personal de Educanepal estuvo ayer en la zona montañosa de Palung, al sur de Katmandú, repartiendo ayuda de emergencia entre la gente más afectada por el terremoto. El gobierno nepalí aún no ha podido movilizar ayudas en las zonas más remotas del país, de ahí la importancia que ahora cobran las actividades de emergencia realizadas por las ONG.

La situación en algunas aldeas es tan alarmante que el personal de Eucanepal necesitó ayuda militar para poder distribuir los recursos. Son muchos los afectados y escasos los medios, de ahí que surjan altercados debido a la impotencia y la situación dramática en la que viven ahora muchos aldeanos.

La ayuda de emergencia se está centrando en la donación de cubiertas de plástico para poderse refugiar de las lluvias premonsónicas que ya han hecho su aparición para complicar más las cosas. También se está distribuyendo comida, mantas, ropa de abrigo y esterillas.

Educanepal hace un llamamiento de emergencia a la solidaridad con el pueblo nepalí y animamos a todos a colaborar ya sea con donaciones o haciéndose socios para poder atender a los niños que han perdido a sus familias en esta tragedia.