POLÍTICA >

Nart: “C’s solo apoyará gobiernos que acepten nuestras exigencias ”

Javier Nart, junto a la candidata a presidir el Gobierno canario, Melisa Rodríguez, ayer, en La Laguna. / S. MÉNDEZ
Javier Nart, junto a la candidata a presidir el Gobierno canario, Melisa Rodríguez, ayer, en La Laguna. / S. MÉNDEZ

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

El eurodiputado Javier Nart, en su día corresponsal de guerra y abogado popular por sus intervenciones televisivas desde finales de los años ochenta, arropó ayer en Tenerife la presentación, celebrada en la capital tinerfeña, de los candidatos de su actual partido, Ciudadanos (C’s), al Parlamento canario, los cabildos y los ayuntamientos.

En una entrevista concedida a este diario, Nart manifestó que C’s “ha recogido el hartazgo de la ciudadanía, ha puesto negro sobre blanco y no tiene miedo” por lo que avanzó que en Canarias solo apoyará para gobernar a quienes acepten una serie de exigencias sobre regeneración democrática y de austeridad en la gestión pública. “Seguiremos en Canarias la misma línea que en Andalucía: exigiremos cumplir un decálogo a cambio de nuestro apoyo, pero sin sillón en el Gobierno, pues lo tendremos cuando ganemos las elecciones”, apostilló el político catalán.

Preguntado cuáles serían las medidas que Ciudadanos tomaría si gobernara desgrano algunas: “ Una auditoría del Gobierno de los últimos años, reducción drástica de puestos de confianza y de gastos superfluos, Administración lo más simplificada posible; ninguna contratación de amiguetes ; una política social efectiva; y eliminación de las subvenciones que vinculan a la sociedad civil al poder”. En cuanto a la regeneración democrática, aseguró que C’s defiende exigir primarias en los partidos, que estos sean responsables civiles subsidiarios en casos de corrupción de sus cargos, prohibir imputados en listas electorales y eliminación de la mayoría de los aforamientos.

Nart atribuye el avance de C’s en intención de voto a que la gente sufre un “hartazgo” por “una triple crisis: económica, moral e institucional”. En este sentido, enfatizó que “los gobiernos de Aznar y Zapatero son responsables indirectos de la burbuja financiera, y los directos las cajas en cuyos consejos tenían sentados sus ilustrísimos culos partidos y sindicatos, que no denunciaron nada entonces del disparate de los préstamos y la obscenidad de las hipotecas, y ahora se rasgan las vestiduras y se solidarizan con los desahuciados”.

El eurodiputado, que militó en su día en el PSOE pero se dio de baja a principios de los noventa, no dejó títere con cabeza a diestro y siniestro: “La izquierda se define por su presencia a través de la retórica y la derecha por sus hechos, pero ambas son iguales; no hay ni un solo caso en que un partido haya denunciado a uno de sus militantes por corrupción, y cuando la Justicia actúa, ponen todo tipo de pegas e incluso hablan de que se trata de una persecución política”.
Sobre la izquierda, además, sostuvo “ha sido un fraude, porque no ha eliminado privilegios ni ha hecho una gestión decente”. En cuanto a los nacionalistas, aludiendo a CC, invitó a los electores de las islas a “sacar sus propias conclusiones sobre si han mejorado las constantes de vida de los canarios, en cuanto a paro, educación, sanidad y demás servicios públicos, o , por el contrario, son un grupo de privilegiados y de caciques gestionando el poder en sus beneficio”.