economía>

“No hay fantasmas de derecha o izquierda; solo buenos o malos administradores”

SARAY ENCINOSO | Santa Cruz de Tenerife
Fotos: SERGIO MÉNDEZ

Francisco Bustillo Bonasso. | S. M.
Francisco Bustillo Bonasso. | S. M.

Francisco Bustillo Bonasso (Montevideo, 1960) lleva casi tres años al frente de la Embajada de Uruguay en España. Esta semana visitó el Archipiélago para reunirse con empresarios de las Islas que en breve viajarán a la región. La delegación diplomática quiere que el sector hostelero y el de energías renovables inviertan en el país latinoamericano. Bustillo resaltó la solidez de la administración uruguaya en comparación con otros países de la región y recordó la historia en común que comparten Montevideo y Canarias.

-España es el segundo país en inversión extranjera directa en Uruguay. ¿Qué papel juega Canarias?
“Canarias y Uruguay tienen muchas cosas en común. Uruguay le debe la fundación de Montevideo a cincuenta familias canarias que se trasladaron en 1726 y en 1729 a nuestro país. La fundación de la capital de nuestro país fue un proceso que se inició en diciembre de 1924 y que culminó con la llegada de ese segundo contingente canario. Además de esa historia común, compartimos prácticamente la misma población: en Uruguay hay 3,5 millones de habitantes, en Canarias algo más de dos; y tenemos similitudes en materia comercial. En nuestra economía destaca el área de servicios, igual que en el Archipiélago. Por lo tanto, los empresarios canarios pueden aportar mucho a nuestra economía”.

-¿Cuántas empresas canarias hay en Uruguay en estos momentos y a qué se dedican?
“No menos de 30 empresas pequeñas y medianas que están especializadas en hostelería o consultoría, entre otras áreas”.

-Hace años que el gobierno uruguayo subraya la oportunidad que tienen los empresarios canarios de exportar su experiencia en materia de turismo y energías renovables. ¿Cómo van esos contactos?
“Así es. Esta es la segunda visita que hago a Canarias desde que soy embajador y, en este caso, lo he hecho porque en breve una delegación de empresarios canarios visitará Uruguay y queremos allanar el camino, seguir tendiendo puentes, ver en qué forma podemos colaborar más. Considero que es fundamental que el Archipiélago comparta con nosotros su rica experiencia en determinadas áreas como turismo y energía. Creo que es un elemento a tener en cuenta, además de la posición de Canarias como plataforma de incursión en África. Son aspectos más que destacables en esta rica historia que pretendemos seguir construyendo”.

– Canarias, con su régimen económico y fiscal, ¿ofrece más ventajas que otros territorios para los inversores uruguayos?
“Obviamente. La geopolítica manda en el mundillo internacional y en ese sentido Canarias ha sabido usar acertadamente su posición para dotarse de ciertos beneficios fiscales únicos, que, sin duda, la hacen más atractiva que otras regiones”.

– ¿Por qué cree que en las Islas hay tanto desconocimiento acerca de la relación histórica con Uruguay?
“A Uruguay le sucede lo mismo que a Canarias. Somos un pequeño país y nos cuesta trascender en el mundo. En los últimos tiempos, no obstante, hemos tenido a un excelente vendedor del Uruguay…”.

-Sí, el expresidente Mujica se convirtió en la imagen más destacada del país…
“Efectivamente. Mujica, que dejó la presidencia el último día de febrero de este año, fue un extraordinario vendedor de nuestro país. Gracias a él nos han empezado a conocer más y no solo a través de todos los embajadores de Uruguay que tenemos esparcidos por el mundo, que son los futbolistas. Uruguay es un pequeño país que, como no ha sido beneficiado por la naturaleza -no tenemos grandes recursos naturales- , ha estado obligado a dotarse de buenas administraciones. Gracias a eso Uruguay ha crecido en los últimos quince años en tasas cercanas al 6% anual. Otro aspecto que ha sido fundamental es la calidad de la clase política uruguaya, que ha dado muestras de una seriedad y una responsabilidad enormes, tanto cuando les ha tocado hacer oposición como cuando han estado en el gobierno. Tenemos cuatro partidos políticos importantes en Uruguay, dos tradicionales, que son el Partido Nacional y el Partido Colorado, una coalición de partidos de izquierda, que se fundó en el año 71, y un cuarto partido, que es el Partido Independiente, que cuenta con representación parlamentaria. La coalición de partidos de izquierda llegó al gobierno por primera vez en 2005 con Tabaré Vázquez como presidente. Cinco años después, un representante de esa coalición de izquierdas, en este caso el presidente Mujica, asumió la primera magistratura. En todo este tiempo se ha mantenido el mismo equipo económico. Uruguay, por tanto, cuenta con los mismos profesionales desde hace once años y la idea es que permanezcan otros cuatro años más. Eso explica en gran parte los guarismos políticos y económicos que podemos exhibir, no solo cuando nos comparamos en términos absolutos, sino también en términos relativos con toda la región”.

En Uruguay se discute sobre cómo distribuir la riqueza, no sobre cómo generarla”

-¿Cómo afectará la desaceleración de otros países con los que tienen mucha relación, como Argentina o China, a la economía de Uruguay?
“A partir de la conformación del Mercosur, Uruguay pasó de tener un mercado de tres millones y medio de habitantes a acceder a un mercado de 200 millones de habitantes. Esta asociación ha sido importantísima para nosotros. Quedan cosas en el aire. En el caso de Uruguay nos gustaría abrirnos mucho más al exterior, buscar más inversiones extranjeras, y estamos permanentemente golpeando las puertas de nuestros vecinos para que logremos algo que viene siendo postergado, un acuerdo Mercosur Unión Europea”.

– ¿Qué logros obtendría Uruguay si se firmara el acuerdo de libre comercio entre Mercosur y la UE, y que está perdiendo mientras ese acuerdo no llega?
“Conseguir mayores volúmenes de comercio traerá beneficios económicos para todos. En cuanto a las dificultades, ahora mismo se está negociando sobre listas de productos. En el caso de Uruguay, nosotros estamos en condiciones de firmar ya el acuerdo, pero somos parte de un esquema de integración, Mercosur, y hay algunos países que están un poquito más rezagados en el estudio de esa oferta, así que tenemos que esperar. No obstante, estamos convencidos de que se firmará pronto”.

-¿Y cómo le afectará a Uruguay o a Latinoamérica un acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea?
“No me animo a decir cuál será la incidencia directa, pero sin ninguna duda es un toque de atención que este acuerdo se vaya a firmar. Que otros esquemas de integración se den la posibilidad de seguir concertando y seguir ampliando sus fronteras es un llamado de atención para nosotros. Esos avances nos advierten de que Mercosur no debe seguir rezagado y no puede quedarse a la vera del camino. Uruguay, en particular, y Mercosur, en general, tienen que estar presentes en todo el comercio internacional”.

El tratado entre Estados Unidos y la UE es una llamada de atención a Mercosur”

-Cuando se habla de la izquierda en Latinoamérica, la mayoría de los ciudadanos tiende a pensar solo en Venezuela o Cuba y su modelo de socialismo. Uruguay, a pesar de llevar más de una década gobernado por la izquierda, da una imagen distinta. ¿Por qué?
“En Uruguay todos tenemos claro que para generar riqueza es fundamental atraer inversión extranjera y que para lograrlo tenemos que brindar seguridad pública y jurídica, y demostrar que somos fieles cumplidores de los compromisos que asumimos. En definitiva, presentarnos como un gobierno serio que sabe gestionar sus recursos. Esa ha sido la gran apuesta del Uruguay y es nuestro sello distintivo. Hemos dado un salto cualitativo gracias a que nos hemos demostrado a nosotros mismos que no existen los fantasmas, ni de derechas ni de izquierdas, sino que hay buenos o malos administradores. Se ha demostrado que el Uruguay los ha tenido siempre, históricamente, pero sobre todo desde el año 1985 hasta ahora, que es cuando retorna a la democracia. Todos, con sus matices, han sido buenos gobiernos”.

– El presidente Mujica, en una entrevista concedida a una televisión española, dijo que la izquierda tenía que dejar atrás el infantilismo y darse cuenta de que el crecimiento económico era necesario…
“Exactamente. Esa lección la hemos aprendido todos en Uruguay. Las distintas fuerzas políticas de nuestro país pueden discutir cómo distribuir la riqueza alcanzada, pero no hay ninguna duda sobre cómo generarla: brindando seguridad jurídica, pública, respeto por los compromisos, haciendo las cosas bien y seriamente”.

-¿Considera que, de alguna manera, Latinoamérica se está dividiendo en dos? ¿En un lado países como Uruguay o Chile, que crecen, tienen importantes clases medias y ofrecen seguridad jurídica, y por otro lado países donde hay más incertidumbre y los empresarios temen nacionalizaciones forzosas?
“Creo que América Latina está viviendo procesos que también han vivido otros continentes en determinados momentos de su historia, pero insisto en la apuesta que ha hecho Uruguay, que le ha dado muchos resultados positivos. Uruguay cree en su buena administración. Cada país hace su propio camino, pero no tengo ninguna duda de que al final del mismo nos vamos a reencontrar todos. Uruguay no puede crecer por sí mismo, necesita de terceros, y por eso tenemos que abrir las puertas a todos aquellos que quieran invertir en nuestro país y contribuir a crear riqueza”.

-Uruguay, al contrario que otros países cercanos, no es un país que destaque por su alto índice de violencia. Sin embargo, según distintos barómetros de la región, hay una alta percepción de inseguridad. ¿Por qué ocurre?
“Uruguay era un oasis en el mundo. Uno dejaba la puerta abierta de la casa o la llave en el coche y no pasaba nada. Si nos comparamos con la región y con el resto del mundo seguimos siendo un oasis, pero la delincuencia internacional y las drogas afectan en un mundo global. En Uruguay, a poco que escuche de un robo, cunde la alarma y esa sensación térmica es la que se respira”.

El diplomático uruguayo se reunirá con empresarios de las islas. | S. M.
El diplomático uruguayo se reunirá con empresarios de las islas. | S. M.
Energías renovables
El diplomático uruguayo explicó a los empresarios canarios que gracias al rápido crecimiento experimentado desde 2008, Uruguay ha pasado del aprendizaje a una ejecución de proyectos que tiene en la mira más de 20 parques eólicos y 500 molinos, lo que significa que para 2016 será el país del mundo con mayor porcentaje de energía eólica. Bustillo Bonasso invitó al sector de las energías renovables a explorar las oportunidades de negocio que ofrece la política energética de su país, donde, aseguró, se valora la experiencia de las empresas canarias. Según indicó, Uruguay pasará a ser el país con mayor porcentaje de energía eólica por ciudadano en 2016. El Gobierno estima cubrir el 30% de las necesidades energéticas gracias a los nuevos proyectos eólicos que se están creando en zonas como Colonia del Sacramento y en Departamentos como los de Rocha o Maldonado.El embajador puso especial énfasis en que la experiencia del sector canario de las energías renovables tendrá múltiples oportunidades en su país, que invierte más del 3% de su Producto Bruto Anual Interno en infraestructura energética. Así lo aseguró en la jornada Oportunidades de Negocio en Uruguay, organizada por la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife y el Cabildo de Tenerife. El acto contó también con la ministra consejera de la Embajada del Uruguay en España, María Teresa Ayala Barrios, y los vicepresidentes de la Cámara de Comercio, Pedro González Santiago y Arturo Escuder Martín.