CD TENERIFE >

Razones para confiar

Los blanquiazules afrontan el último mes de competición con seis choques finales. / SERGIO MÉNDEZ
Los blanquiazules afrontan el último mes de competición con seis choques finales. / SERGIO MÉNDEZ

ÓSCAR HERRERA | Santa Cruz de Tenerife

La segunda peor racha de la temporada ha llegado en el momento culminante de la misma. El CD Tenerife ha zozobrado en la Liga tras desperdiciar ocho puntos de ventaja sobre la zona de descenso a principios de abril y ahora, tras seis jornadas sin conocer la derrota, se prepara para un final de curso con incertidumbre y el riesgo de caer en alguno de los cuatro últimos puestos de la clasificación, que le condenaría a regresar al infierno de la Segunda División B tres años después de abandonar la misma tras ascender en Hospitalet. Pero desde el interior del vestuario se envían señales de optimismo aunque reconocen lo delicada de la situación. Seis partidos han transcurrido desde que el cuadro blanquiazul derrotó al Osasuna el pasado 22 de marzo en el Heliodoro.

Ocasiones desperdiciadas

Seis encuentros en el que la lógica dice que se tenían que haber ganado cuatro de ellos (Barcelona B, Zaragoza, Llagostera y Lugo); principalmente por las más de 20 ocasiones de gol clarísimas que se han desperdiciado solo en esos choques. Pero dejando los méritos a un lado, lo cierto es que los cuatro puntos (que son cinco virtuales al tener ampliamente ganado el goal average general al Osasuna, que es decimonoveno), son un botín más preciado de lo que parece si tenemos en cuenta que los rivales que vienen por detrás tienen un margen de error mínimo a la hora de alcanzar y superar al equipo de Agné. Por otro lado, el Tenerife debe jugar dos partidos de vital importancia ante sendos rivales directos. La cita en Santander este domingo y la de Sabadell el miércoles 20 de mayo le dan la posibilidad a los insulares de deshacerse de dos equipos desesperados y a los que puede dejar bastante tocados.

Otra de las cuestiones a favor de los blanquiazules puede ser el llegar a las dos últimas jornadas con enfrentamientos ante rivales que no se jueguen nada. Con la actual progresión, el Betis podría llegar al Heliodoro en la penúltima jornada con el ascenso matemático sellado, mientras que en la jornada final el equipo insular visitará a un Numancia que podría estar fuera de la pelea por el play-off, objetivo del que le separan cuatro puntos en estos momentos.

Cábalas

Más allá de esperar a esas fechas finales, las cábalas de los números para asegurar la permanencia se van ajustando a medida que se acerca el cierre de la Liga. Ya no parecen necesarios los míticos 50 puntos del campamento base de la salvación, y con 46 0 47 podría bastar, con lo que con dos triunfos más la continuidad en Segunda División sería una realidad.

Sin ir más lejos, aunque cada temporada es diferente, en el curso 11-12 con 47 puntos se logró la permanencia, pero la pasada campaña hicieron falta llegar a 50 para garantizarla. Pero una cosa sí tiene clara el vestuario del CD Tenerife: Un triunfo en Santander este domingo disiparía en buena medida la situación de pánico que se podría instalar en el entorno en la semana previa al duelo con el Alcorcón, y ayudaría en buena medida a asentar los argumentos que llevan a pensar que, a pesar de haberse complicado más de lo previsto, el CD Tenerife evitará un indeseado y catastrófico descenso.
Seis partidos en los que el CD Tenerife se agarra a los duelos directos y a su fortaleza en casa, a pesar de sus tres empates seguidos, para creer en sus opciones de poder llegar al 7 de junio con la permanencia sellada, y en la que todo pasa por no repetir la racha de siete partidos sin caer que tuvo el equipo a principios de este 2015.

Raúl Agné: “Vamos a conseguir el objetivo”

El entrenador del CD Tenerife esbozó optimismo en su discurso en el espacio radiofónico Bota Heliodoro, en Canal 4 Radio. Raúl Agné enfatizó su seguridad en que el CD Tenerife “va a conseguir” el objetivo de la salvación, que fue el que le encomendó el presidente blanquiazul cuando le cedió el cargo de entrenador hasta el 30 de junio. “Hay enfrentamientos directos y es difícil que se cifre en 50”, destacó sobre los puntos necesarios finalmente para la permanencia.

Agné también se refirió a las dificultades de gol del CD Tenerife, algo que a su juicio está generando “ansiedad y psicosis alrededor del equipo”, algo que provoca “perder a veces la organización” en el campo en un partido. En cuanto a mejorar los números fuera de casa, el míster insular subrayó que ganar en Santander sería “no dar un paso, sino tres”, al tiempo que dejar “muy tocado” a un rival directo como el Racing. “Será un partido muy complicado” adivina Agné, argumentando que el Racing sabe que “de palmar contra el Tenerife se les complica mucho el tema”.

En cualquier caso, el preparador tinerfeñista quiso tranquilizar recordando que su equipo está “cuatro puntos por arriba” de la zona de descenso, dejando claro que su grupo de jugadores le siguen trasmitiendo “buenas sensaciones”.

Por último se refirió a las palabras de Miguel Concepción la semana pasada valorando su trabajo. “Señal de que algo estoy haciendo bien”, dijo Agné, reseñando que él está “muy a gusto” con el club y con la Isla en general.