cd tenerife >

Rivero prioriza lo colectivo

Quique Rivero (derecha), en un entrenamiento reciente en el estadio Heliodoro. / SANTIAGO FERRERO
Quique Rivero (derecha), en un entrenamiento reciente en el estadio Heliodoro. / SANTIAGO FERRERO

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

No está siendo una temporada fácil para Quique Rivero. El centrocampista cántabro ha pasado más tiempo fuera que dentro del terreno de juego. Primero por decisiones técnicas de los dos entrenadores del CD Tenerife esta temporada y luego a raíz de una lesión de pubis que lo ha tenido fuera de combate bastantes semanas. Rivero cobra protagonismo esta semana, ya recuperado físicamente, por su regreso a Santander, desde donde llegó al CD Tenerife hace dos temporadas, y por la ausencia por sanción de Aitor Sanz que le abre la puerta a ser tenido en cuenta para el once o la convocatoria.

“Siempre volver a casa es especial”, afirmó Quique Rivero en sala de prensa, pero sin dejar de olvidar que el Tenerife se juega “algo muy importante como para pensar en sentimentalismos”. En cualquier caso, el ex del Racing se ve “en buenas condiciones”, por lo que está a la expectativa de ver si llega “la oportunidad” de volver a entrar en el equipo. Para el mediocentro de La Albericia el del domingo es un encuentro “muy importante”, más aún cuando se trata de “dos rivales directos”. “Llevamos muchísimo tiempo sin ganar fuera de casa y hemos acumulado méritos para lograrlo”, afirmó cuando se le recordó el gran déficit del cuadro tinerfeño lejos del Heliodoro.

En cuanto al Racing de Santander, Quique Rivero señaló que es un conjunto “duro, rocoso y con gente joven”, pero con la idea clara de que el Tenerife debe exponer sus “virtudes” e ir a Santander “con la idea de vencer fuera de casa”. Así será nuestra mentalidad. Tras el ambiente esta semana en tierras cántabras, catalogando el partido como una final para el equipo de Pinillos, Rivero sabe que habrá mucha gente en el campo y en el vestuario blanquiazul saben el partido que van a disputar. “Claro que gusta jugar en este tipo de ambientes”, aseveró.

Otra de las cuestiones que traen en jaque a los insulares es la falta de acierto de cara al gol. “Ojalá entre por fin ese balón”, indicó. “Seguimos generando muchas ocasiones y al final esos tantos caerán por su propio peso”, añadió sobre esta serie de falta de puntería.

Por último, Quique Rivero se refirió a su lesión: “Pasé un tiempo bastante difícil, pero ya llevo semana y media con el grupo y me siento muy bien”, declaró, reconociendo que fueron “momentos complicados”, aunque con la ayuda de los servicios médicos del club y del readaptador ya “ha quedado atrás” esa lesión de pubis.