SANIDAD >

Sanidad no encuentra médicos de familia ni pediatras para este verano

Los centros de salud se quedarán huérfanos de médicos de familia y pediatras los meses estivales. / DA
Los centros de salud se quedarán huérfanos de médicos de familia y pediatras los meses estivales. / DA

JOSÉ LUIS CÁMARA | Santa Cruz de Tenerife

Las razones son múltiples y variadas y están sujetas a distintas interpretaciones, pero lo cierto es que la Consejería de Sanidad está teniendo serios problemas para encontrar médicos de familia y pediatras en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, para cubrir las vacaciones de los titulares de las plazas en Atención Primaria. De hecho, según confirmaron ayer desde el propio departamento autonómico, hasta el momento sólo se han podido cubrir 59 de las 198 plazas ofertadas, lo que provocará que, por ejemplo en el caso de Pediatría, dichas plazas se acaben otorgando a facultativos de otras especialidades.

En concreto, la Gerencia de Atención Primaria de Tenerife lanzó el pasado 13 de mayo su primera oferta para médicos de Familia con 153 contratos, para los que se presentaron un total de 48 facultativos; hoy se efectuará una nueva oferta y habrá una tercera, señalaron desde la Consejería. De igual modo, el pasado 27 de abril la Gerencia efectuó su primera oferta de plazas para pediatras, ofertando 45 contratos, a los que se presentaron 11 especialistas, que fueron contratados todos ellos.

Desde el Sindicato Médico (CESM) en la provincia de Santa Cruz de Tenerife aseguran que las carencias en muchas especialidades tienen distintas causas, aunque en líneas generales se trata de un problema de “falta de estabilidad”, porque “hoy en día nadie quiere estar como sustituto”. “Necesitaríamos más plazas de Medicina de Familia en la formación especializada en Canarias, especialmente por el elevado número de jubilaciones que se van a producir en los próximos cinco años”, subraya el secretario general del CESM en Tenerife, Levy Cabrera.
Este confirma que, al igual que ha venido ocurriendo los últimos años, las plazas vacantes serán ocupadas por médicos sin la especialidad correspondiente. No en vano, Levy Cabrera asegura que hay especialistas de otras áreas (nefrólogos, reumatólogos, médicos rehabilitadores, oncólogos radioterápicos, etc.) que ya están cubriendo sustituciones en Atención Primaria. “Legalmente no se puede, pero se hace la excepción para garantizar la prestación sanitaria básica de los ciudadanos”, denota el dirigente sindical, quien explica que, actualmente, Medicina de Familia y Pediatría son las dos especialidades con mayor demanda de trabajo y menos profesionales, hasta el punto de que según Cabrera “haría falta una bolsa de contratación de al menos 100 facultativos para cubrir las carencias existentes en la provincia”.

En el caso de Pediatría, el secretario general del CESM incide en que en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, aunque recientemente se aumentaron las plazas MIR y salen unos 10 pediatras residentes por año, “harían falta unos 20 especialistas más, porque no hay pediatras para cubrir las plazas que hay en Atención Primaria, y tampoco hay pediatras que hagan sustituciones o que estén en paro”.