sociedad>

La tecnología también es cosa de mujeres

María Luisa de Arcos fue la primera fémina que entró en la directiva de Femete; ahora es la tesorera. | DA
María Luisa de Arcos fue la primera fémina que entró en la directiva de Femete; ahora es la tesorera. | DA

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha puesto de manifiesto en sus informes que, a pesar de obtener desempeños similares en las pruebas de ciencias del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), menos de una de cada 20 chicas considera realizar una carrera en las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería o matemáticas, frente a uno de cada cinco chicos que sí lo hacen.

En Tenerife existen casos de éxito destacados de mujeres que han logrado desarrollar sus carreras profesionales en puestos destacados en el sector TIC, a pesar de todas las estadísticas que marcan que el número de mujeres estudiantes que optan por carreras científicas y tecnológicas continúa siendo bajo.

En este contexto, varias tecnólogas de la Isla animan a las jóvenes a romper las estadísticas eligiendo este tipo de estudios, ya que a pesar de los inconvenientes que se arrastran desde el pasado, está sobradamente demostrado que no hay diferencias innatas de capacidad, sino en los comportamientos diferenciados que se reciben del entorno de socialización.

La tecnóloga María Luisa de Arcos, la primera mujer que entró en la junta directiva de la Federación Provincial de Empresarios del Metal y Nuevas Tecnologías de Santa Cruz de Tenerife (Femete) y que actualmente ejerce como tesorera, también es la gerente y responsable financiera de Integra Canarias, una empresa dedicada a la tecnología y la comunicación. Explica que los mayores obstáculos los encontró cuando se incorporó a la vida laboral en los años 90, ya que la mujer aún no estaba bien vista ejerciendo funciones técnicas, por lo que “tuve que reinventarme y empezar mi carrera profesional como emprendedora”, apunta.

No obstante, afirma que actualmente en Femete se apuesta por la integración de la mujer en cualquier puesto de trabajo, por lo que en el desarrollo de sus funciones se siente respetada y apoyada. Además, esta organización es una de las entidades comprometidas con el marco estratégico de actuaciones en políticas de igualdad de género Tenerife Violeta, impulsado por el Servicio de Juventud, Educación e igualdad del Cabildo de Tenerife. También indica que sigue siendo necesario que la sociedad avance para lograr plantillas mejor equilibradas y que se apueste por promocionar entre las estudiantes la amplia oferta de titulaciones técnicas que existe en Canarias para que, de esta forma, las alumnas sean conscientes de que estos campos tienen una alta demanda laboral y están entre los mejor retribuidos.

Judith Carrillo, gerente de la empresa Sistemas de Datos, vicepresidenta de Asinte y miembro de la junta directiva del clúster Canarias Excelencia Tecnológica, apunta que a pesar de que los perfiles tecnológicos son altamente demandados en el mercado, reciben un porcentaje muy bajo de curriculums de mujeres para estos puestos. “Quizá uno de los obstáculos añadidos es la distancia entre Canarias, Madrid y otras ciudades europeas para poder participar presencialmente en foros especializados. Teniendo en cuenta que participar en estos encuentros implica estar fuera al menos una noche, este hecho puede convertirse en un hándicap para las mujeres con cargas familiares”.

Carina González, profesora titular del Departamento de Ingeniería Informática y de Sistemas de la ULL, investigadora y presidenta de la Red Universitaria de Campos Virtuales, aclara que “en el año 1986 la presencia de mujeres en las ingenierías era del 37%, cuestión que en los últimos tiempos ha ido decreciendo hasta el 16% y, en concreto, en la ULL el número de mujeres cursando estudios de Ingeniería Informática no llega al 15%. Estos datos son muy preocupantes porque aumenta la brecha digital y la formación tecnológica es necesaria para el mercado laboral”.  

El Cabildo de Tenerife puso en marcha en 2013 el Marco Estratégico de Igualdad Tenerife Violeta con la finalidad de profundizar en el desarrollo de las políticas de igualdad en la Isla. Durante su vigencia se ha materializado como un instrumento de dinamización y cauce de participación real y efectiva. De hecho, en estos momentos, ya son más de 80 las entidades, organizaciones y empresas que participan en la iniciativa.

“El compromiso de las empresas es clave”
El consejero de Educación, Juventud e Igualdad del Cabildo Insular de Tenerife, Miguel Ángel Pérez, explica que “con un reparto de poderes entre actores y centros decisorios públicos y privados, desde Tenerife Violeta estamos pretendiendo reforzar a aquellas entidades que garantizan la incorporación del enfoque integral de género”.
“Se está configurando una forma de entender la igualdad atrayendo a las empresas a participar activamente en estas políticas, ya que su compromiso es fundamental para favorecer la igualdad de oportunidades”, añade Pérez.
Por otro lado, el consejero destaca que “aún queda trabajo pendiente para que desde edades tempranas se conciencia sobre la importancia de que las niñas opten a este tipo de estudios para cambiar esas estadísticas que indican que la presencia de las mujeres en el ámbito de la tecnología continúa siendo relativamente infrecuente”.