a veces soy humano

No me traten como un tonto – Por Félix Díaz Hernández

Que en ocasiones tenga paciencia, aunque no sea mi fuerte, no significa que lo soporte todo estoicamente, sin parpadear. Tampoco el hecho de que por educación deje que me cuenten algunos cuentos, se debe traducir en que me lo crea todo.

Cuando apelo al diálogo ante un incipiente conflicto, desde luego, no supone una debilidad, ni que esté dando mi brazo a torcer. Al dejarte que hables, que recites tu perorata, no te estoy dando la razón, únicamente te escucho. Si me ves asentir en esos momentos en los que crees que estás doblegando mi voluntad, no te equivoques, sólo te demuestro que permanezco a la escucha. Por diversas casualidades, unas forzadas y otras no, la incredulidad y el cuestionamiento del mundo que me rodea me ha proporcionado algunas alegrías y otras muchas decepciones. Por eso, detrás de cada escenificación o promesa que recibo me sale, como acto reflejo, la lupa del detective; el deseo de ser el dedo en la llaga de santo Tomás o quizás el reactivo en el papel indicador tornasol.

A estas alturas ya no tengo tiempo para creer. La fe debe mover montañas pero, particularmente, prefiero los hechos a las promesas; los cambios tangibles e incluso medibles a los dibujos sobre las esperanzas y el humo del futuro.

Retomando la senda banal, después de todo lo escuchado en los últimos veinte días, de las imposturas, las promesas enloquecidas, las entrevistas de regaliz y pastillas de goma, los candidatos planos y de cartón, los chorros de euros colgados de farolas, encolados en las vallas publicitarias, disfrazados de cuestionarios radiofónicos, de columnas de opinión escritas por encargo y previo paso por caja, o de la conquista de Facebook y Twitter a través de la propaganda o el trabajo de los disciplinados acólitos.

Después de todo eso, convendría apuntar todas las promesas imposibles, probables, utópicas y las que directamente son mentira de todos esos que van a decidir por nosotros a partir de ahora. Yo guardaría ese listado hasta 2019.

@felixdiazhdez