SUCESOS >

Violencia juvenil en Santa Clara

T. F. | Santa Cruz de Tenerife

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía adscritos a la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Santa Cruz de Tenerife detuvieron a dos menores, uno de ellos practicante de artes marciales, como autores de las lesiones graves sufridas por otro menor en el Polideportivo del Barrio de Santa Clara, en información facilitada desde la Comisaría provincial del CNP en Santa Cruz de Tenerife mediante nota de prensa remitida a los medios de comunicación.

Los hechos se remontan al pasado 4 de abril, cuando un grupo de 15 jóvenes se presentaron en el citado polideportivo en el que jugaba la víctima y sus amigos. La banda de jóvenes, cual vulgares matones de barrio, esgrimió una barra metálica de 50 centímetros y amenazó de muerte a los menores, se aprovecharon de su superioridad numérica y de la ventaja que otorgan las armas para rodear a un amigo de la principal víctima al que le propinaron patadas y puñetazos.

Por la espalda

El que pateó al chico indefenso sabe artes marciales, lo que es un agravante

Seguidamente uno de los detenidos, acompañado por el resto de agresores, se dirigió a esa víctima principal, agarrándolo para impedir que pudiera defenderse o eludir el ataque de esta banda, mientras que el otro autor de la cobarde agresión se situó a su espalda y desde tal posición de ventaja le asestó una brutal patada en la cabeza a la altura de la mandíbula, provocando su fractura y dejándolo inconsciente en el acto, lo que provocó que cayera rodando por las gradas del recinto deportivo. Por si fuera poco, luego saltaron con violencia sobre el cuerpo de la víctima.

Como consecuencia del violentísimo ataque, el joven agredido, menor de edad, tuvo que ser asistido quirúrgicamente por la fractura de mandíbula sufrida, tras ingresar inconsciente en uno de los hospitales insulares de referencia, en el que permaneció ingresado un total de ocho días hasta que recibió el alta médica.

Sin antecedentes
Tras recibir la denuncia, los policías del Grupo de Menores de la Policía Nacional identificaron y localizaron a nueve de los agresores, procediendo a la detención de los principales autores, ambos de 17 años de edad y carentes de antecedentes policiales en su historial.

Tras ser puestos a disposición de la Fiscalía Provincial de Menores de Santa Cruz de Tenerife, el titular de la misma ordenó el ingreso de los detenidos en el Centro de Internamiento Educativo para Menores Infractores (CIEMI) del Valle de Tabares, dentro del término municipal de Santa Cruz de Tenerife.

Cabe recordar que si bien a estos infractores se les aplica la vigente Ley Orgánica 5/2000, de 12 de enero, reguladora de la responsabilidad penal de los menores, el hecho de que un agresor sea especialista en artes marciales puede ser considerado en un juicio como circunstancia modificativa de la responsabilidad, concretamente un agravante, ya que se considera equiparable a la contemplada como abuso de superioridad.