sobre el volcÁn>

¿Y ahora qué harán? – Por David Sanz

Tenemos por delante unos días de incertidumbre y una tensión política que va a elevar la temperatura conforme pasen las jornadas. Mientras en Canarias se sientan a cerrar un acuerdo el PSOE y CC, todo el mundo mira de reojo a la isla de La Palma. Fernando Clavijo ha insistido en sus visitas a la Isla Bonita durante la campaña electoral que no iba a permitir que los pactos dejaran fuera de juego a su partido en la Isla Bonita, como ocurrió en el Gobierno de Paulino. Lo decía con otras palabras, pero entrelíneas era bastante claro: “No sin La Palma”, recordando el título de aquel drama novelado. En ese momento le mandaba este telegrama al PP, con quien a priori tenía más sintonía para gobernar o al menos llegar a un acuerdo, pero la matemática ha hecho que el telegrama recaiga en el PSOE. ¿Qué pueden pactar CC y PSOE en La Palma? Un paquete en el que entrarían El Paso, Breña Alta y Tijarafe para CC, y Santa Cruz de La Palma, Garafía y el Cabildo para el PSOE. Es decir, que se quede al frente de las instituciones quien ganó las elecciones. Fuencaliente será el margen para la creatividad municipal. En el caso de Los Llanos no hace falta negociar nada porque pese a que PSOE y CC no tendrían ningún problema para seguir caminando juntos, IU es la llave del gobierno municipal. Si gira para este lado y forma un tripartito, estaría en la línea del acuerdo global, y si lo hace en sentido contrario o decide quedarse en medio, entonces no habría nada que hacer. La posición de Felipe Ramos es tan clave en estos momentos, que intuyo que hasta podría ser alcalde si quiere. Estoy convencido de que en las filas nacionalistas y socialistas aridanenses preferirían esa salida antes que dejar a Noelia consolidarse como alcaldesa. La segunda opción es la que le daría trabajo a Julio Cruz, menudo calvario, porque tendría que reiniciar la multicopista para sacar los expedientes de expulsión de los consejeros del PSOE, por segunda vez. En un presunto pacto PSOE-PP, el reparto sería similar al planteado con los nacionalistas, pero cambiando a la pareja de baile de los socialistas, salvo en Los Llanos de Aridane, donde la confianza entre ambos partidos se quebró con la moción de censura y la herida sigue demasiado fresca. Pero hay también una tercera opción y es que CC decida elegir como pareja de baile al PP. Con el mismo reparto y también quitando a Los Llanos del paquete y quizá entregándole a los populares la presidencia del Cabildo. Todo esto es posible e incluso que alguien toque a rebato ¡sálvese quien pueda!