EDUCACIÓN

El 20% de los alumnos de las Islas abandona la carrera el primer año

Las cifras de abandono se han incrementado en las universidades canarias. / DA
Las cifras de abandono se han incrementado en las universidades canarias. / DA

El 20% de los estudiantes universitarios matriculados en centros de Canarias dejó sus estudios durante el primer curso. El porcentaje solo fue superado por Baleares, donde esta situación afectó al 23,2% del alumnado matriculado, y en ambos casos se trató de jóvenes que se formaban en universidades públicas. Los datos, recopilados por el Ministerio de Educación a partir de las comunidades autónomas, acaban de ser publicados en el informe anual El sistema Universitario en cifras. El documento, que incluye los últimos datos comparables entre regiones -referentes al curso 2010-2011 en el caso del abandono- reflejan un empeoramiento de la situación. El curso anterior el mismo indicador llegaba al 17%, es decir, se ha incrementado en tres puntos. El caso canario y el balear son equiparables: también en ambos territorios fue donde más creció el abandono. En cambio, las regiones que presentaron mejores estadísticas fueron Murcia (14%), Madrid (14,1%) y Cataluña (14,3%). En estos tres casos, además, las cifras apenas han variado.

El estudio también especifica cuántos alumnos optaron por cambiar de carrera. En el caso de las Islas se trató del 8,4% del estudiantado. En este caso el Archipiélago no lideró el ranking: se quedó a media tabla y las primeras posiciones las ocuparon Baleares (11,1%), País Vasco (9,8%) y Aragón (9,4%).

En ambos casos, las mayores diferencias no se detectaron entre regiones, sino entre universidades presenciales y no presenciales. El documento no hace distinción por comunidades autónomas, sino por centros en todo el territorio español. Así, concluye que el abandono en los centros a distancia fue casi el doble que la media nacional. Si en España la tasa fue del 21,2% en instituciones con docencia presencial, en los centros centrados en docencia online llegó al 41,7%. Sin embargo, el cambio de carrera no fue tan acusado. Solo el 6,9% decidió probar suerte con otra disciplina. El rendimiento, normalmente relacionado con la duración de los estudios, también es un problema en las Islas. Los centros de Canarias acumularon el menor porcentaje de rendimiento, es decir, de créditos superados por el total de los matriculados (70,5%). El Archipiélago balear no compartió protagonismo con el canario, ya que el primero tuvo una tasa de rendimiento del 77,6%. Navarra fue la comunidad con mejores resultados.

Universidad

-Máster. Cuando se trata de formación especializada, que se cursa después de la carrera, el abandono se rebaja sustancialmente. Por ejemplo, en el caso del máster fue del 9,5%, un porcentaje que ha bajado con respecto a registros anteriores. La tasa de éxito y de rendimiento también reflejan más vocación en los estudios de posgrado.

-Área de conocimiento. Tampoco abandonan los mismos alumnos en una carrera que en otra. Aunque el Ministerio no publica estadísticas por centros, tradicionalmente las humanidades han encontrado más detractores. Estos datos refuerzan la idea de que la ciencia solo admite a estudiantes vocacionales, mientras que las letras acogen a los devotos y a los que no saben a dónde ir.

-Género. El sexo no es un factor a tener en cuenta en el informe ministerial. No obstante, los datos de las universidades, canarias, españolas y europeas, avalan que las chicas rinden más que ellos. Titulan más y obtienen mejores notas. Falla su vida laboral, donde perciben menores sueldos o aceptan trabajos a tiempo parcial para dedicarse a la familia.

-Pérdida de alumnado. Las universidades canarias perdieron 1.300 alumnos solo en un año. La crisis y la demografía pueden explicar la merma de estudiantes.