TRIBUNA >

30 años en Europa – Por Antonio Alarcó

Ser canarios, españoles y europeos por igual es una fortaleza única, donde todo suma y ningún factor excluye al otro. También hemos repetido hasta la saciedad que los grandes problemas de Canarias sólo tienen soluciones nacionales y europeas, ya que la recuperación total de nuestro país no sólo será posible persistiendo en las políticas que hemos venido desarrollando, sino también manteniendo una apuesta clara, inequívoca e irreversible por Europa.
Los localismos son retrocesos y se convierten en manejo continuo de la rutina. Europa es una oportunidad permanente y por eso es importante tener representantes en la Eurocámara.

El pasado 12 de junio hemos celebrado nuestros 30 años en Europa. Fue en 1985 cuando España y Portugal firmaron el Tratado de Adhesión a las Comunidades Europeas con un doble acto en Lisboa y en Madrid. En nuestro país, el acto tuvo lugar en el Salón de las Columnas del Palacio Real y contó con la participación del entonces rey, Juan Carlos I, y del entonces Presidente del Gobierno, Felipe González.

España cumplió los criterios de Maastricht con holgura en poco tiempo. Y tres décadas después, podemos presumir de ser un miembro importante, ocupando el quinto puesto por peso y población de los 28 países, además de presentarnos ante la UE como un país que cumple y que ha marcado la agenda europea con temas claves como el empleo, la unión bancaria y la financiación de las pymes, entre otros.

España ha recibido 150.000 millones de euros de los Fondos de Cohesión que han facilitado el desarrollo de muchas regiones. En estos treinta años, la esperanza de vida ha pasado de los 76 años a los 83 y la renta media, que en 1985 era casi la mitad de la media europea, se ha igualado. Aunque no es menos cierto que tenemos problemas serios demográficos que hay que corregir ya.

Canarias también ha tenido réditos con la entrada en Europa. Nuestra condición de Región Ultraperiférica (RUP), la única región española con este estatus y refrendada en el Tratado de Lisboa, nos ofrece una mejor posición frente a otras comunidades del país en el nuevo marco presupuestario 2014-2020.

Para lograrlo, Canarias ha tenido que trabajar muy duramente para que los estados miembros comprendieran la compleja realidad de las Islas, y modularan sus políticas en aras a garantizar nuestra cohesión con el resto de las regiones continentales. Es justo recordar, con respeto y admiración, a dos eurodiputados canarios, Fernando Fernández y Manuel Medina, que tanto hicieron por las regiones ultraperiféricas.

Este tren de largo recorrido que ha sido nuestra integración plena en el proyecto, ha requerido el máximo consenso de toda la sociedad canaria, que nos ha consolidado como una de las comunidades autónomas donde el sentimiento europeo tiene mayor presencia.

Somos más conscientes que ninguna otra zona de España de la importancia de pertenecer a la Unión Europea, un mercado global de gran amplitud que requiere tener bien claros los objetivos, aspectos y políticas en que se va a incidir, y su marco espacial, agrupando aquellas regiones que merecen trato similar, y marcando periodos plurianuales de actuación.

Nuestros transportes y conectividad, innumerables obras públicas e infraestructuras, nuestro sector agrario y pesquero, y nuestra Universidad, se han beneficiado decisivamente de esta integración, que arroja un saldo más positivo que negativo. En su estudio del año 2008, que fijaba nuestras prioridades para el periodo 2007-2013, la Comisión Europea fue muy clara: Canarias es una oportunidad para Europa.

Precisamente por ese beneficio que nos ha reportado pertenecer a la Unión Europea, se supone que somos verdaderos laboratorios de ideas en una situación geoestratégica privilegiada, en donde todos los retos y fenómenos a los que se enfrenta la sociedad actual pueden delimitarse, analizarse y hasta solucionarse.
La consolidación de Canarias, en España y Europa es una oportunidad única. Además, programas como el POSEI y nuestra participación privilegiada en fondos RUP, FEADER y FEDER contribuyen a forjar una identidad europea basada en valores, historia y cultura comunes, y han de llevarnos a reflexionar sobre nuestro pasado para edificar un mejor futuro.

alarco@tenerife.es
@aalarcoblog
www.facebook.com/antonio.alarco.9