tenerife>

Alonso abre la puerta a un pacto global en el Cabildo de Tenerife

Carlos Alonso. / CEDIDA
Carlos Alonso. / CEDIDA

EUROPA PRESS | Santa Cruz de Tenerife

El presidente electo del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, ha iniciado negociaciones con el Partido Socialista para reeditar el pacto de gobierno en la Corporación insular, si bien ha abierto la posibilidad de configurar un pacto global en el que también entren a formar parte el resto de fuerzas políticas, pero siempre y cuando sea para defender los intereses de la isla.

“No descarto nada hasta que no se cierre el acuerdo con el Partido Socialista. Creo que hago un flaco favor a la isla si excluyo a las fuerzas políticas que quieren trabajar con criterios comunes por Tenerife. No me parece correcto que como presidente del Cabildo excluya a aquellas fuerzas que quieran trabajar por la isla”, indicó.

En rueda de prensa, Carlos Alonso reconoció que las negociaciones con el PSOE -que es lo que determina la directriz de las comisiones negociadoras de ambos partidos- han “avanzado bastante” en el ámbito programático, y añadió que ya dispone de los documentos que quiere incluir en el futuro pacto de gobierno.

Éstos incluirían lo que Alonso ha venido a llamar ‘Compromiso por Tenerife’, que integra 17 grandes objetivos que, con independencia de que se puedan aceptar desde el Cabildo, también tienen que ser un compromiso de los partidos firmantes a nivel local, insular, regional y del Estado, dando lugar a una “homogeneidad” en la defensa de los intereses de la isla, precisó.

Así, a lo largo de esta semana está previsto que el presidente electo se reúna con el resto de fuerzas políticas con representación en la Corporación insular. Así, hoy lo hará con C’s y Podemos, mañana con el Partido Popular y el miércoles con el Partido Socialista, y todo ello, según Alonso, “con la necesidad de incorporar a todo el mundo en el diálogo”.

Alonso ha querido dejar claro que el pacto “no es repartirse”: “El pacto es ver qué es lo que queremos hacer y eso es lo que estoy intentando definir: quién quiere trabajar de una determinada manera por una serie de objetivos, y si tenemos objetivos comunes, trabajar todos juntos”.

Preguntado por si tiene libertad para negociar, al igual que dijera su compañero de partido, José Manuel Bermúdez, el presidente electo aclaró que la libertad “está definida por dos coordinadas: el respeto a la disciplina del partido y la defensa del interés de la isla. “Esas son las dos coordenadas en las que yo me tengo que mover”.

Por otro lado, no quiso valorar la constitución de los ayuntamientos. Sin embargo, sí quiso remitirse a lo que considera un “dato objetivo”, y es que de los 16 ayuntamientos que en Tenerife podían haber sumado mayorías PSOE y CC, al final sólo lo han hecho en cinco. “Es un hecho evidente que es objetivo y que lo tienen que valorar otros que han estado en el proceso de negociación”, concluyó.