PUERTO DE LA CRUZ

Arte a la vista

 Puerto de la Cruz tiene medio centenar de esculturas en sus espacios públicos que embellecen  y singularizan el paisaje urbano. / S. CABRERA  Puerto de la Cruz tiene medio centenar de esculturas en sus espacios públicos que embellecen  y singularizan el paisaje urbano. / S. CABRERA  Puerto de la Cruz tiene medio centenar de esculturas en sus espacios públicos que embellecen  y singularizan el paisaje urbano. / S. CABRERA
<
>
Puerto de la Cruz tiene medio centenar de esculturas en sus espacios públicos que embellecen y singularizan el paisaje urbano. / S. CABRERA

Realizados en piedra, cemento, acero, madera, mármol o elementos naturales, Puerto de la Cruz tiene 50 monumentos en el espacio público que preservan la memoria ciudadana y recuerdan que el arte es de todos y por lo tanto, es necesario apostar por su cuidado y conservación.

Desde el Taoro hasta La Ranilla, se pueden encontrar desde bustos de exalcaldes, escritores, escultores, sacerdotes, marqueses y príncipes, hasta esculturas y móviles de César Manrique. El conjunto incluye obras de diferentes artistas, otras donadas por instituciones y algunas promovidas por particulares, como los pequeños amontonamientos de piedras que se encuentran en la trasera del Castillo San Felipe que no dejan a nadie indiferente. Lo mismo ocurre con el Rincón de Paco, un sencillo homenaje que le hicieron al delineante municipal Francisco Jordán Castro sus amigos por su afán de conservación del Parque Taoro.

El exalcalde Francisco Afonso tiene incluso dos bustos, uno situado en la plaza Concejil y otro en el vestíbulo de la Universidad Popular que también lleva su nombre, que es una copia del anterior tras un concurso público convocado al efecto. Algunas han desaparecido o han sido retiradas de la calle, como Marina, cuyo autor es Manuel Barrios, dado que fue objeto de controversia porque se le achacaba una conmotación sexista.

Pese a que constituyen una parte importante del patrimonio histórico de la ciudad, no todas se encuentran en buen estado de conservación y otras están sucias y quebrajadas.

Para conocer su valor y otros datos de interés, el Consistorio ha procedido a su actualización, ya que gran parte de la información se perdió en el incendio de la Casa de los Pérez, donde se ubicaban unas oficinas municipales, recuerda el edil de Urbanismo, Juan Carlos Marrero. Un trabajo fundamental para proporcionarles a aquellos monumentos que lo necesitan el mantenimiento adecuado para seguir formando parte de la memoria de todos los portuenses.