SUCESOS >

Avalancha de narcopateras: cuatro en apenas dos días

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Cuatro en tres días. Dos zódiacs el pasado sábado, una ya conocida en Las Gaviotas y otra que hoy desvela DIARIO DE AVISOS en Tejina. Otras dos, éstas barquillas, interceptadas en aguas cercanas a la Isla entre el pasado martes y ayer con sólo dos pasajeros a bordo y en una de ellas con indicios confirmados de haber transportado estupefacientes. La llegada a Tenerife de embarcaciones con droga (casi siempre hachís) procedentes del Reino de Marruecos se intensifica por momentos.
A la ya conocida que apareció el pasado domingo en la santacrucera playa de Las Gaviotas y a la patera interceptada el pasado martes entre la Isla y La Gomera hay que sumar, por un lado, una segunda zódiac que fue encontrada en la costa lagunera por los vecinos del lugar el pasado domingo y, por otro, una segunda barquilla que se rescató a unas 40 millas de Punta Rasca (Arona) también con dos pasajeros de origen magrebí a bordo.

En cuanto a la zódiac, añadir que se localizó en Jover (Tejina), dándose la circunstancia de que un pescador de la zona optó por llevarse a casa el motor de la embarcación, abandonado por los narcotraficantes junto a varios bidones de combustible, un comportamiento que hace años que resulta tristemente familiar para las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Los efectivos del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) asignados a la investigación fueron alertados por los propios vecinos del paradero del motor, ya que presenciaron cómo el pescador en cuestión retiraba el mismo del lugar del desembarco.

Por lo que respecta a las dos barquillas, en ambos casos sus tripulantes (cuatro en total, dos en cada una) se encuentran detenidos por la Guardia Civil y el CNP respectivamente.

Sobre la intensidad en la llegada de estas embarcaciones al litoral tinerfeño da buena cuenta el hecho de que ya el pasado mes de mayo se detectó otra, también en Las Gaviotas. Incluso, no es la primera vez que este año se detectan de dos en dos: fue el pasado 2 enero cuando aparecieron dos más: una en la también santacrucera playa de Las Teresitas y otra, de nuevo, en Las Gaviotas. Es notorio que esta parte del litoral se ha convertido de un tiempo a esta parte en un punto caliente del narcotráfico insular, pero hay que tener en cuenta que se trata de la zona más habitada de la Isla, por lo que parece lógico que se detecten más que en otros puntos de la geografía tinerfeña.

El hecho de que sigan llegando alijos de hachís a Tenerife por la costa de forma habitual no desmerece el trabajo de las autoridades, que mantienen un nivel de eficiencia aceptable para los medios a su alcance, dado que esta práctica delicuencial sólo se frenará cuando se permita actuar policialmente en origen.

Así, los especialistas de la Guardia Civil practicaron al menos nueve arrestos el pasado mes de marzo a cuenta de la interceptación de unos 600 kilos de hachís cuando eran desembarcados en Las Teresitas, que al igual que Las Gaviotas también está de moda para los narcos. La práctica totalidad de las detenciones llevadas a cabo se practicaron entre vecinos del barrio pesquero de San Andrés.

Otro de los éxitos policiales en esta guerra que no parece tener fin llegó el pasado diciembre, cuando policías locales de Santa Cruz de Tenerife apresaron a dos varones tras una persecución por varios barrios de la ciudad. En su furgoneta hallaron unos 1.300 kilos de hachís, recién desembarcados en Las Teresitas.