CD TENERIFE >

Blanquiazules de altura

Primera plantilla y cuerpo técnico disfrutaron de uno de los parques nacionales más visitados de todo el planeta. / SERGIO MÉNDEZ
Primera plantilla y cuerpo técnico disfrutaron de uno de los parques nacionales más visitados de todo el planeta. / SERGIO MÉNDEZ

JOSÉ ANTONIO FELIPE | Santa Cruz de Tenerife

Con la permanencia en el bolsillo, el CD Tenerife visitó en la jornada de ayer el Parque Nacional de Teide invitado por uno de sus patrocinadores, Teleférico del Teide. La primera plantilla blanquiazul conoció de primera mano la estación superior del teleférico en un día distinto antes de viajar a Soria para cerrar la temporada frente al Numancia.

Desde Soria y Tenerife han advertido de que no será un encuentro que quieran regalar, a pesar de no diputarse nada clasificatoriamente hablando, más si cabe porque puede ser una buena oportunidad para que los menos habituales puedan mostrarse.

Titulares

Uno de esos jugadores puede ser Omar Perdomo, uno de los canteranos que mejores sensaciones ha dejado durante el último tramo de la temporada que está a punto de acabar. El grancanario se ganó la confianza de Raúl Agné en los últimos encuentros del curso ofreciendo un gran rendimiento que ha hecho que la afición chicharrera haya puesto sus esperanzas en él como una firme apuesta de futuro.

Omar espera “quedarse” en la primera plantilla del Tenerife, algo para lo que ha sido fundamental “poder contar con las oportunidades” que le ha ofrecido el entrenador blanquiazul: “Estoy muy contento por sus oportunidades. Ojalá pueda seguir con el primer equipo, pero lo fundamental es trabajar al máximo y ganarme esa posibilidad día a día”.

El anterior fin de semana, nada más y nada menos que frente al Betis, Omar fue titular en el Heliodoro, “un sueño” para cualquier futbolista: “Todo el mundo sueña jugar en un estadio como el Heliodoro Rodríguez López, todo salió bien y estoy muy feliz. He logrado cumplir uno de mis sueños, que era debutar en el fútbol profesional”, aseveró. Y todo ello apelando a la humildad y el trabajo como condición fundamental a la hora de poder cumplir su objetivo día a día. Precisamente por eso Perdomo considera que el duelo de mañana frente al Numancia pasa por ser “un partido importante”, ya que “todos nos jugamos algo”. “Es importante porque siempre hay cosas en juego y si me toca estar, saldré a darlo todo. Ojalá pueda seguir en el primer equipo, lo daré todo en los entrenamientos para continuar”.

Por último, señaló que cree que puede encajar perfectamente en lo que Raúl Agné quiere para su equipo y que en Soria tendrá puesta la “máxima ilusión”. “Si me toca estar ante el CD Numancia, tengo máxima ilusión y estoy pensando siempre en hacer las cosas lo mejor posible”.
Respetar a la afición

Tampoco será un encuentro más en la acera numantina. De ella se despide Juan Antonio Anquela, entrenador durante las dos últimas campañas que no seguirá en el banquillo rojillo porque hay otros técnicos “que se regalan”. “A partir de ahora tendré que buscarme la vida, y no esta fácil. El problema es que hay gente que se regala y los que decimos lo que vale nuestro trabajo lo tenemos cada vez más difícil”.

Aún así, el veterano entrenador recalcó que ante el Tenerife su equipo “se juega mucho”, ya que los aficionados que acudan a Los Pajaritos se merecen “respeto hasta el final”. “Podría decir que a lo mejor es un partido que no se debería de jugar, pero esto dura hasta el final y debemos de respetar a los aficionados. No vamos a regalar nada, así que no esperen que se vaya a pasear nadie durante los 90 minutos”.

Aunque la atención estará puesta en otros estadios, lo que parece claro es que también se juegan muchas cosas en el estadio de Los Pajaritos.