sucesos >

El caso del revólver reaviva la protesta sindical en el Puerto de la Cruz

DETALLE COCHE PATRULLA
Detalle de un coche patrulla. / DA

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

El caso del revólver aparecido la semana pasada en el centro de la localidad turística por excelencia de Canarias, el Puerto de la Cruz, ha reavivado las críticas de los sindicatos de la Policía Local a cuenta de las condiciones en las que se ven obligados a realizar su trabajo, que consideran totalmente inadecuadas.

Así lo detalla el delegado local del Sindicado Independiente de Policías de Canarias (SIPC), David Hernández, que en conversación con este periódico recuerda que la Comisaría de la Policía Local portuense, ubicada en la Plaza de Europa, carece de cámaras de vigilancia que controlen su perímetro. A este respecto hay que tener en cuenta que los responsables de la seguridad municipal han reconocido que el revólver en cuestión fue encontrado en la misma puerta de la Comisaría.

“Felizmente el arma estaba inutilizada y no tenía munición, pero resulta sintomático que a plena luz del día dejen un arma de fuego en la puerta de nuestro centro de trabajo sin que se detecte de forma inmediata”, razona Hernández.

A ello añade el sindicalista la antigua reclamación por los chalecos antibalas. “Lamentablemente, vivimos en los tiempos que vivimos y la Policía Local del Puerto de la Cruz tiene que estar a la altura, pero en la actualidad sólo contamos con cuatro de estos chalecos y además están caducados” explica el representante del SIPC.

También se acordó Hernández de medios de transporte. “Tras una denuncia de nuestro sindicato se compraron motos nuevas y se jubilaron las más antiguas, y nosotros celebramos la medida aunque su uso aún sea restringido, pero las carencias en el transporte siguen existiendo, especialmente en el mantenimiento de los existentes”, apuntó.