SANTA CRUZ >

CC y PP inician el mandato con la promesa de dialogar con todos

NATALIA TORRES | Santa Cruz de Tenerife

El nacionalista José Manuel Bermúdez es, desde ayer, el alcalde de Santa Cruz. Repite en el cargo gracias al pacto firmado con el PP, formación que ayer ratificó su apoyo entregándole sus votos (6) en la constitución del Ayuntamiento capitalino y en la que no hubo abstenciones. Una ceremonia que estuvo marcada por las sonrisas y los gestos. Entre las primeras las había satisfechas como la del alcalde, constantes como la de Zaida González (PP) y los suyos desde que se hizo público su pacto con CC o impostadas como la de los socialistas que han visto como se quedan fuera del gobierno. Las más naturales fueron las de los ediles de Sí se puede que han visto reforzada su forma de hacer política y para sonrisas sin matices, la de Ramón Trujillo (IUC), que accede por primera vez al Consistorio capitalino como edil.

Ayer, después de la entrada de los ediles, de la jura o promesa de sus cargos, votación para elegir alcalde y discursos varios, Bermúdez aseguró a los medios de comunicación que gobernará con “voluntad de diálogo”. Tan convencido está de ello que le llevó a afirmar que, “seguramente, en más del 90% de los asuntos que aprobemos en los próximos cuatro años vamos a estar de acuerdo gobierno y oposición”. También González, primera teniente de alcalde y concejala de Seguridad Ciudadana, habló de diálogo tras su toma de posesión, “la ciudadanía ha dicho que quiere una pluralidad de partidos políticos en el Ayuntamiento y en ese sentido, con cariño y tranquilidad, espero acercar posturas con todos”. Se comprometió González, en aras de esa voluntad de diálogo, a hacer “todo lo que esté en mi mano” para que los grupos de la oposición estén presentes en todos los organismos de los que estaban “excluidos” los ediles del PP en el anterior mandato. Bermúdez, que mañana firma los decretos para la delegación de competencias, insistió en su apuesta por un gobierno en mayoría en contra de las directrices de su partido y para la ciudad aseguró que “solo mira adelante” en referencia a las acusaciones que el PP le lanzó en campaña. También dijo estar seguro de que “en este mandato” se recuperará el litoral para Santa Cruz; el enlace puerto ciudad, la playa de Valleseco y de Las Teresitas serán los tres ejes para ello.

Fórmulas
Partidos como Sí se puede o IUC-LV dejaron claro desde el minuto uno cuál va a ser su posición dentro del Consistorio y qué ideales defienden. Lo hicieron prometiendo su cargo como concejales y jurando lealtad al Rey solo “por imperativo legal” y en el caso de Trujillo añadiendo que ejercerá su labor “en coherencia con mi convicción republicana”. El resto de formaciones juró o prometió su cargo, añadiendo los nacionalistas su lealtad al Estatuto de Autonomía de Canarias. No hubo sorpresas en los discursos ni en el tono; la mayoría de ediles coincidía en que el ambiente que se vislumbra para estos cuatro años es más sereno y tranquilo que el vivido hasta ahora. Fue el portavoz de CC, José Alberto Díaz-Estébanez, el que hizo referencia a lo vivido en 2011 con la efervescencia del movimiento del 15M que llevó a manifestaciones a la puerta del Ayuntamiento, “hoy vivimos un ambiente de normalidad democrática, el mismo que hace cuatro años no pudo darse”.

Ramón Trujillo dejó constancia durante su discurso que su partido hizo todo lo que estuvo a su alcance para que no se diera el gobierno que ayer se constituyó. Entre sus objetivos está el de derribar el mamotreto, reducir el coste de los servicios públicos así como trabajar en favor de los derechos LGTBI. Pidió el apoyo de la corporación para Tekbar Haddi, la madre saharaui que está en huelga de hambre para que Marruecos le devuelva el cadáver de su hijo.

El líder de C’s, Roberto Elices, se mostró firme y seguro en su primera intervención como concejal y en ella hizo referencia a la “injusta ley electoral” que ha impedido a C’s estar en le Parlamento regional. Añadió que “Santa Cruz pide cambio y nuestra política se resume en esa petición”. Seguridad jurídica, agilizar el urbanismo o resolver el “eterno conflicto de La Teresitas”, entre sus prioridades.

Desde Sí se puede, Pedro Fernández Arcila, optó por un discurso centrado en el cambio que las plataformas sociales están impulsando en todo el Estado y que se comprometió a apoyar también en Santa Cruz. En la capital, Arcila dijo que el objetivo de su partido será “la lucha contra la pobreza” . Pero quizá el discurso más esperado fue el de José Ángel Martín (PSOE). El que hasta ayer fuera primer teniente de alcalde y edil de Urbanismo, mantuvo un tono sereno, salpicado de algunas frases alusivas a su exsocio como la de que será “un placer” criticarle desde la oposición. “De bien nacidos es ser agradecidos”, añadió Martín en referencia a IUC y su apoyo para un gobierno estable. “Se abre un nuevo tiempo en Santa Cruz, los vecinos quieren que pactemos y hablemos, olvidándonos de las matemáticas”, dijo. Ofreció al alcalde su apoyo en los temas “que supongan un avance” y “mi más virulenta oposición” en los que se aparten del camino marcado, incluido el cumplimiento de las sentencias.

Zaida González (PP) defendió una mejor gestión y escuchar al vecino porque “la gestión se convierte en una palabra vacía si no escuchamos”. No quiso olvidarse de Cristina Tavío, presente entre el público, en el que también estaba Carlos Alonso (presidente del Cabildo) o el exalcalde Manuel Hermoso. Agradeció a Tavío su sacrificio diciendo que su “capacidad de trabajo y de servicio público” son los que han llevado al PP hasta el gobierno.

Discurso del alcalde
Bermúdez detalló en su discurso el pacto firmado con los populares. Habló de ser el alcalde de todos, “sin distinciones ni sectarismos”, e hizo veladas referencias a ediles que ya no están. “Se equivocan los que desean hallar aquí el escenario para desempeñarse en la política de salón, en juegos florales de cara a la galería o en poses partidistas. A las pruebas me remito. El tiempo y los hechos se han encargado de demostrar que la convulsión tiene escaso rédito popular”.