POLÍTICA >

CC y PSOE se dan otra oportunidad tras un día al borde de la ruptura

Dirigentes de CC y PSOE, la pasada semana en el Hotel Escuela, donde se volverán a ver hoy. / FRAN PALLERO
Dirigentes de CC y PSOE, la pasada semana en el Hotel Escuela, donde se volverán a ver hoy. / FRAN PALLERO

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

No hay cascadas sin antes tormentas en Canarias. Y ayer fue uno de esos días tempestuosos en las negociaciones entre CC y PSOE en la búsqueda de un pacto que abarque todos los cabildos y ayuntamientos, como condición sine qua non para reditar su alianza en el Gobierno canario.

Las negociaciones estuvieron al borde de romperse, o al menos de la suspensión del calendario de reuniones, que marcaba para hoy un nuevo encuentro. Finalmente, ambas partes se han dado una oportunidad, y se verán las caras en la capital tinerfeña en la tarde de hoy incluso con la voluntad de cerrar esta fase de acuerdos locales e insulares, según fuentes de la dirección de CC.

Si conducir el agua por un único cauce es casi imposible en una tierra llena de barrancos, lo mismo pasa con los pactos en cascada, y ayer el PSOE no garantizaba el cumplimiento de ese acuerdo en todos los municipios palmeros, lo cual se añade al incumplimiento de CC en Granadilla o la pretensión de José Manuel Bermúdez en la capital tinerfeña de un pacto con el PP, que le daría mayoría absoluta.

La tormenta de ayer fue casi huracán cuando, por la mañana, el secretario de Organización de CC, José Miguel Ruano, dio un ultimátum al PSOE para resolver las dificultades en varios pactos locales “antes de las 19.00 horas”. En declaraciones a la SER recogidas por Europa Press, insistió en que “se ha tardado mucho tiempo” en resolver los desencuentros y hay que buscar ya una “solución” porque el sábado se constituyen los ayuntamientos (el de La Laguna se retrasará debido a un recurso contencioso-administrativo del PP).

Ruano se quejaba especialmente de la situación en la Isla Bonita, pues “no puede ser que tras 15 días de la primera reunión, los asuntos de La Palma no estén resueltos”. “Parecen jugar al ratón y al gato, eso no propicia confianza que es la base de la relación entre dos fuerzas políticas distintas”, apuntó, y no ocultó que si fracasaran las negociaciones, habría que explorar otras opciones donde la “aritmética” sume 31 de diputados. Pero al final del día en La Palma el acuerdo estaba encarrilado menos en Fuencaliente y Garafía.

Ruano, miembro de la comisión negociadora con el PSOE, aludía así a una eventual alianza con PP y la Agrupación Socialista Gomera (ASG) de Casimiro Curbelo, que suma 33 escaños. En CC hay un sector que apuesta por esta opción, que el PP abrazaría con los ojos cerrados, mientras que el político gomero hace unos días dejó caer en Teide Radio que está dispuesto a apoyarla y hasta a entrar en el Gobierno canario.

La tensión fue tal por momentos que el secretario de Organización del PSOE, Julio Cruz, miembro también de la comisión negociadora con CC, ayer al mediodía ni siquiera pudo confirmar que hoy se celebrase la reunión prevista desde la pasada semana. “No hay nada fijado, pero no voy a hacer comentarios sobre esta negociación”, manifestó, lacónico. Pero fuentes de la dirección regional de CC confirmaron anoche que el día de ayer acababa con una situación mejor que como había comenzado, y que ambos partidos se habían convocado para hoy en el Hotel Escuela de Santa Cruz. Donde sí hay acuerdos ya cerrados -oxígeno para esta negociación- es en Fuerteventura, tanto en el Cabildo como en Puerto del El Rosario y Pájara.

Ruano: “Bermúdez no tiene autorización para un pacto en exclusiva con el PP”

EUROPA PRESS / V. P. | Santa Cruz de Tenerife

Uno de los puntos donde hay fricción es en Santa Cruz de Tenerife, donde el comité local de CC ha respaldado al alcalde en funciones José Manuel Bermúdez, para pactar con el PP. No obstante, el secretario de Organización de CC, José Miguel Ruano, afirmó ayer en la SER que el mandatario capitalino “no tiene autorización” para sellar un acuerdo “en exclusiva” con los populares, aunque sí podría apoyarse en ellos con una tercera fuerza (el PSOE ya lo ha descartado). Ruano confesó que “comprende” la preocupación de Bermúdez por garantizar la estabilidad en una ciudad que es cocapital del Archipiélago, pero “sabe lo que tiene que hacer” porque es un hombre “del partido” que lleva mucho tiempo en sus filas.

Y es que el secretario general de CC, José Miguel Barragán -en unas declaraciones que parecieron algo más que un gesto hacia el PSOE- ha llegado a advertir que a quienes incumplan las directrices de su organización -en este caso buscar la alianza con los socialistas- se les abrirá expediente de expulsión. Una amenaza que nadie se toma demasiado en serio si fuera dirigida a Bermúdez, aunque fuentes de CC recuerdan que se trata de una medida disciplinaria que además ahora tiene consecuencias en la nueva Ley de Municipios, que reduce los derechos de los ediles no adscritos.

Ruano comentó también que CC no ha negociado con el PP y se mantiene en vigor la propuesta de cerrar un acuerdo amplio con el PSOE, pero no ocultó que los populares tienen “intereses políticos” y pueden hacer ofertas al PSOE, sobre todo en La Palma, el gran temor de CC.