en la carrera

Comercio colaborativo

Cuando mi buen amigo Miguel Ángel Alonso me llamó y me envió la información que uso como fuente para escribir este comentario, me llevé las manos a la cabeza. Pero minutos después me dije, desde la perspectiva cristiana, y desde la perspectiva solidaria, la idea no es mala. Ya había oído hablar de este movimiento, Tenerife Isla Colaborativa, que ahora prepara para el día 3 de julio un encuentro en el Aguere Espacio Cultural, de Fernan. Ese día tienen previsto que el tema sea “Una propuesta de impulso para el comercio local basada en el uso de monedas complementarias”.

El tema es conflictivo, sobre todo para el sector del comercio. En eso estaremos de acuerdo. Si te lo dicen en frío, puede parecer un disparate, sin embargo es algo que ya se está haciendo. Pongo un ejemplo, como otros muchos que seguro hay, pero este lo vivo directamente en el voluntariado de Cáritas La Laguna. Nosotros, Cáritas, ayudamos mensualmente a las familias con pocos recursos dándoles un vale para compra, un vale que sustituye al dinero con el que van a un conocido supermercado de Aguere y realizan su compra. Esto es lo mismo que la moneda complementaria. El vale tiene un valor en dinero, y con él las familias se llevan alimentos y enseres a casa.

Quizás, Tenerife Isla Colaborativa en La Laguna, o en cualquier municipio en el que se quiera poner en práctica esta iniciativa, se encontrará con el problema de que así se rompe la línea tradicional del comercio. Es decir, aquí siempre todos hemos comprado antes con pesetas y ahora con euros, si no el comerciante, con todo su derecho, no te da el producto, porque, como se suele decir, la empresa y sus empleados también comen. Aún así, y si lo miramos desde el ojo de la solidaridad, llámese el de Dios, o el de la persona que quiere compartir, podría existir algo intermedio y todos podríamos comprar.

Aclaro, podemos seguir usando el euro como moneda oficial, pero se crea una moneda complementaria, como la tiene Cáritas, para aquellas familias con pocos o ningún recurso. No doy un estudio económico, no me encuentro con conocimientos para ello, pero aporto una idea para ese encuentro del día 3 en el Aguere a partir de las 10.30 horas. Si se trata de compartir, vamos a hacerlo.