SUCESOS >

Alarma por un incendio forestal en Vilaflor

La noche y el viento son duros adversarios para controlar un incendio forestal. / josebolorino.com
La noche y el viento son duros adversarios para controlar un incendio forestal. / josebolorino.com

K. E. / J. J. G. / T. F. | Santa Cruz de Tenerife

Efectivos de emergencias luchaban al cierre de esta edición contra el incendio declarado a última hora de la tarde de ayer en el término municipal de Vilaflor, concretamente en la zona más orientada hacia el municipio de Adeje, en información captada entre testigos y corroborada en fuentes oficiales del Cabildo de Tenerife. Se sospecha que su origen es intencionado.

Concretamente, el fuego se inició en una pista justo por debajo de la zona recreativa de Las Lajas, en la entrada hacia Fuentefría. En Las Lajas abunda el pino canario, muy cerca de la transición con la vegetación propia de la alta montaña (jaras, escobones, codesos, retamas, etc.). La carretera que circula por Las Lajas es la TF-821 y transcurre entre el pueblo de Vilaflor y el Parque Nacional del Teide.

Fuentes oficiales confirmaron a este periódico que el fuego alcanzaba a la medianoche a una superficie estimada en unas 25 hectáreas de terreno, si bien el cálculo sólo es aproximado dado que el horario nocturno dificulta extraordinariamente verificar una medición de estas características.

A primera hora de hoy jueves, sobre las 7.30, se incorpora el helicóptero del Gobierno de Canarias con base en el aeropuerto del Sur y también se ha solicitado la colaboración de la Brif de La Palma y del helicóptero del Gobierno de Canarias con base en Gran Canaria, que se incorporarán de manera escalonada. Asimismo, se han desplazado más de una veintena de vehículos entre los que se encuentran autobombas, vehículos de alta movilidad táctica y disuasorios.

El Cabildo de Tenerife ha reabierto de forma controlada la carretera TF-21, que une Vilaflor y Boca Tauce, tras considerarse viable el paso de vehículos con precaución por la misma

Todo tipo de recursos

Sea como fuere, el incendio es de tal magnitud que anoche ya se habían activado todos los recursos terrestres disponibles para combatir lo que, lamentablemente, amenaza con convertirse en el primer gran incendio forestal que tiene lugar en Canarias desde hace varios años, si bien la llegada de los medios aéreos con la primera luz del día y la ayuda que supondría el hecho de que deje de soplar el fuerte viento imperante en la zona aún podría evitar la catástrofe natural.

En cuanto a los medios activados, a las Brigadas forestales (Brifor) que desplazó al lugar del siniestro desde un primer momento el Centro de Coordinación Operativa Insular (Cecopin), ya se habían sumado anoche recursos enviados desde los cuarteles de bomberos existentes en San Miguel de Abona, Granadilla de Abona y Santa Cruz de Tenerife. Ello implica que tanto el Consorcio Insular de Bomberos como los voluntarios ya están implicados en las labores de control y extinción del incendio.

A todos ellos hay que añadir a los efectivos con los que cuenta la Unidad Militar de Emergencias en su base de Los Rodeos (La Laguna), que ya han recibido la orden de desplegarse en la zona afectada, si bien al cierre de esta edición no consta que tal movilización ya se haya producido.

El humo pudo observarse desde varias zonas del Sur. / josebolorino.com
El humo pudo observarse desde varias zonas del Sur. / josebolorino.com

Respuesta inmediata

Cabe reseñar que tan temprana activación de tantos medios para luchar contra el fuego es el fruto de una reciente reforma legislativa, gracias a la cual se han eliminado trabas burocráticas anteriores que impedían recurrir a medios de la Administración general del Estado (como es el Ejército) en una emergencia cuyo órgano de control sigue residiendo en una administración local como es el Cabildo tinerfeño.