POLÍTICA >

Convocadas movilizaciones para exigir un nuevo sistema electoral

Representantes de partidos que exigen una reforma electoral, ayer, en rueda de prensa. / SOFIA CABRERA
Representantes de partidos que exigen una reforma electoral, ayer, en rueda de prensa. / SOFIA CABRERA

VICENTE PÉREZ | Santa Cruz de Tenerife

El rebrote del malestar por el sistema electoral canario tras las elecciones ha desembocado en la convocatoria, para el 19 de junio, de movilizaciones en ambas capitales canarias, en el caso de la tinerfeña ante el Parlamento, promovidas por el foro cívico Demócratas para el Cambio.

Así lo anunciaron ayer en rueda de prensa representantes de este colectivo así como de los partidos y alianzas electorales Podemos, Nueva Canarias (NC), Sí se Puede (SsP), Ciudadanos (C’s), Unid@s Se Puede e Izquierda Unida (IUC), que además llamaron a PP y PSOE a no ser “subalternos” de CC en esta asunto y apoyar en el Parlamento regional una ley que corrija el “antidemocrático” régimen electoral vigente desde 1992.

El portavoz de Demócratas para el Cambio y miembro de Unid@s Se Puede, Roberto Rodríguez, recordó que CC sigue siendo la fuerza política “más beneficiada” por este sistema, pues el 24M siendo la tercera en votos, fue la primera en diputados, y obtuvo 18 parlamentarios y Podemos 11, pese a que la diferencia en sufragios entre ambos partidos fue de solo 33.000.

Rodríguez consideró “insuficiente” la propuesta de modificación de este régimen electoral incluida en el proyecto de ley de reforma del Estatuto de Autonomía que ha sido remitido a las Cortes, y que plantea rebajar a la mitad las barreras insular del 30% y regional del 6% y prever una futura circunscripción regional de 10 diputados que coexista con las siete insulares. Luis Trujillo, de C’s, tachó de “antidemocrático” el actual método, pues, en el caso de su partido, con casi 54.000 votos, quedó fuera por no alcanzar el 30% de votos en una isla o 6% regional, y en cambio sí entró con tres diputados la ASG de Casimiro Curbelo, con 5.000 votos.

José María Fernández Palacios, de SsP, ironizó con que la triple paridad en el reparto igualitarios de escaños por islas, provincias y entre islas capitalinas y no capitalinas de cada provincia se ha convertido en una “triple parida” que no tiene en cuenta el factor demográfico. Acusó además a Coalición Canaria de mantener una “visión absolutamente interesada” al defender este sistema porque “equilibra Canarias”, algo que pudo tener sentido en los albores de la autonomía, dijo, pero que ha quedado ya superado “porque el recelo entre islas es cosa de otros tiempos”. “Pero que CC no quiera cambiar nada porque le interesa se entiende, lo que no tiene sentido es que PSOE y PP le sigan el juego”.

Daniel Díaz, de NC, lo conceptuó como el “sistema electoral más injusto del mundo civilizado”, que ya en 2007 excluyó a su partido pese a tener el 5,39% de los votos y dio 2 diputados a AHI, con el 0,32%. Saúl Gómez, de IUC, coincidió en que se trata de una “situación sin cabida en un sistema democrático”, mientras que Miguel Ángel Pérez, de Unidos Sí se Puede por El Sauzal, afirmó que en 1996 “se elevaron los topes, con una intencionalidad política que hoy más que nunca queda al descubierto”. María José Belda, de Podemos, enmarcó esta reivindicación en la regeneración de la democracia que propone su partido.

Los asistentes a la rueda de prensa no apuntaron una propuesta común de reforma, sino que abogaron por abrir un debate social y, luego, en el Parlamento canario, para que en la nueva legislatura se apruebe por ley, incluso sin tocar el Estatuto.