Correa se defiende y aclara que el escrito firmado “tiene poca validez”

La toma de posesión del nuevo alcalde de La Victoria de Acentejo, Fermín Correa, sigue suscitando polémica. Ayer se conocía el documento firmado el 12 de junio entre su partido, el PP, y Coalición Canaria (CC), mediante el cual ambos acordaron intensificar las negociaciones para facilitar la acción de gobierno a la fuerza más votada, en este caso, CC, al no conseguir mayoría absoluta ningún partido.

Sin embargo, a juicio de Fermín Correa, quien ha sido nombrado alcalde gracias al apoyo del PSOE, ese escrito “tiene poca validez y es para poder pactar, pero no está aprobado por un comité insular o regional, que son quienes tienen las competencias”.

El documento estipula en su apartado 1 que “el PP se compromete a garantizar la investidura del candidato de CC, Haroldo Martín, absteniéndose mediante voto en blanco, no pudiendo votarse a sí mismo ni a otro partido político”. En el segundo punto el PP garantiza que el día 15 constituirá una mesa de negociación del futuro pacto que garantice la gobernabilidad conjunta de ambas formaciones en el municipio de La Victoria. Asimismo, “apoyará en el pleno el reparto de áreas, remuneraciones de los concejales liberados del grupo de gobierno, delegaciones propuestas para la junta de gobierno, y demás acuerdos preceptivos en tanto y en cuanto no se hayan cerrado las negociaciones oportunas. Hasta entonces garantizan que no presentarán moción de censura alguna, ni a apoyarán a otros grupos políticos que lo hagan”.
Pese a ello, Fermín Correa se defiende e insiste en que “no ha incumplido nada”. Por el contrario, “se me encomienda ser el candidato de La Victoria y conseguir la Alcaldía y eso es lo que he hecho”, declaró a este periódico. “No podíamos votar al PSOE y por eso los concejales del PP nos votamos a nosotros mismos”, apuntó. No obstante, confesó que el apoyo de los socialistas “fue algo inesperado y una decisión que no conocían ya que se tomó sobre la marcha”.

El nuevo alcalde consideró que lo ocurrido es importante para el PP, dado que ha ganado una alcaldía en La Victoria. “¿Cuál es el motivo para abrirme un expediente o expulsarme del partido? ¿Conseguir el objetivo para el que fui designado?”, cuestionó.

El asunto

Si finalmente el partido, que ha convocado esta tarde un comité de la dirección insular en la que se abordará este asunto, adopta alguna medida disciplinaria tanto él como su compañero de filas, Leopoldo García, llegarán hasta las últimas consecuencias y acudirán a los tribunales “si es necesario” porque “saben” que tienen “razón”.
Por último, el nuevo mandatario popular esperó que La Victoria y los candidatos de los pueblos pequeños “no sean moneda de cambio para otros pactos”, puesto que también “quieren tener libertad para decidir” cuál es la mejor opción de gobierno.