CD TENERIFE >

Él los vio primero

JAVIER PEREZ

ÓSCAR HERRERA | Santa Cruz de Tenerife

Siempre se dijo que Javier Pérez fue un visionario en el mundo del fútbol, y que bajo su presidencia el CD Tenerife llegó a cotas que antes nunca había ni soñado. El malogrado dirigente palmero quiso siempre dotar al club blanquiazul de los mejores entrenadores y jugadores posibles, y fue así como fue cimentando el crecimiento del representativo blanquiazul. Ahora, con la llegada de Rafael Benítez al banquillo del Real Madrid, se da la circunstancia de que con el madrileño son tres los entrenadores que, pasando previamente por el banquillo del Heliodoro, acabaron aterrizando en el club blanco, aunque en el caso de Benítez eso sucede 14 años después de salir de la Isla, y tras haber tenido una exitosa trayectoria en clubes como Valencia, Liverpool, Inter, Chelsea, y Nápoles, y después de haber sumado a su palmarés títulos como la Champions, el Mundial de clubes, la Super Copa de Europa o la Liga.

Rafa Benítez ascendió al CD Tenerife en junio de 2001 a Primera, en una temporada durísima donde pugnó con Sevilla, Betis y Atlético de Madrid por el ascenso, quedándose fuera en la última jornada el equipo colchonero. A partir de ahí, y tras cambiar el Heliodoro por Mestalla, la trayectoria de Benítez no ha dejado de crecer.
Pero Javier Pérez ya había hecho una apuesta arriesgada en abril de 1992, cuando sacó de la Cadena Ser a Jorge Valdano (era comentarista) para traerlo a reflotar a un Tenerife que se ahogaba en Primera. Valdano no solo salvó al CD Tenerife, sino que en la siguiente temporada lo llevó al quinto puesto en la Liga, y lograr así, por primera vez en la historia blanquiazul, una clasificación para la Copa de la UEFA.

En la campaña 93-94, y tras llegar a octavos de final en Europa y semifinales de la Copa del Rey, el técnico de Las Parejas (Argentina) fue reclamado por el Real Madrid. “Algún día le devolveré al Real Madrid lo que le he quitado”, llegó a decir Valdano tras privar de dos Ligas consecutivas al club donde años atrás había triunfado como jugador.
Un par de años más tarde se repitió la historia con el alemán Jupp Heynckes, a quien Pérez convenció para coger las riendas del Tenerife. Dos temporadas (95-96 y 96-97) bastaron al Real Madrid para ir a por un técnico en el que Javier Pérez apostó previamente. Un entrenador que ya había antes tenido buena carrera en el Athletic de Bilbao, pero que fueron sus años en el Tenerife los que lo llevaron a la casa blanca. Javier Pérez buscó el éxito con otros entrenadores de postín, como Artur Jorge, Víctor Fernández, Xabier Azcargorta, Vicente Miera, Javier Clemente o Vicente Cantatore, pero fue sin duda con estos tres preparadores con los que tuvo más repercusión positiva. Valdano, Heynckes y Benítez; un trío de técnicos a los que el CD Tenerife les sirvió de trampolín para llegar al Real Madrid relanzando sus carreras tras su paso por la Isla.

Un Benítez emocionado se presenta en el Bernabéu

El nuevo entrenador del Real Madrid, Rafa Benítez, destacó en su presentación oficial en el Santiago Bernabéu que ha trabajado “muchos años” para regresar al conjunto blanco y confía en que el nuevo ciclo que comienza en el banquillo de Concha Espina sea “lo más largo posible”. “Es un día especial, muy emocionante, de gran ilusión porque llevo muchos años trabajando para conseguir éxitos”, subrayó. “Volver a esta casa era el objetivo”, afirmó Rafa Benítez. “Para mí es un reto, una motivación continua saber que tienes un equipo y una institución muy grande detrás para tratar de hacer las cosas bien y ganar títulos”, comentó. Rafa Benítez aseguró que no tuvo contactos con el Real Madrid hasta las últimas semanas a través de su representante, Manuel García Quilón. “Yo no quería saber nada”, explicó. “Teníamos un partido importante -contra la Lazio, en la que se jugaba la clasificación para la Champions-, y en ese momento estaba centrado en el Nápoles”, aseguró. Respecto a su forma de jugar, el técnico madrileño no quiso comparaciones con Ancelloti o Mourinho. “El Madrid que gana me gusta siempre”, apuntó. “Siempre que el equipo juegue bien y consiga el objetivo está bien”, dijo Benítez.