La Guancha >

“Escucharé a la oposición, algo que nunca se había hecho”

Antonio Hernández, alcalde de La Guancha
Antonio Hernández, alcalde de La Guancha. / DA

Es la primera vez que en La Guancha hay un gobierno en minoría y también la primera en la que gobierna el PP, que hasta hace cuatro años no tenía representación en el municipio. Antonio Hernández lleva ocho años como concejal de la oposición, aunque en el mandato 2007-2011 lo hizo con el CCN, partido que en 2010 abandonó para incorporarse al PP. En 2011 se presentó a la Alcaldía con estas siglas y en mayo de este año repitió aunque con diferente resultado, ya que consiguió ser el candidato más votado. Es licenciado en Química y profesor de instituto por la Consejería de Educación, trabajo en el que seguirá hasta el 30 de junio y que intentará compatibilizar con el de alcalde, aunque para ello sea imprescindible dedicarle muchísimas horas al día.

-¿Se esperaba el resultado electoral del 24M?

“Me esperaba un poco más de diferencia en vista al pulso que el PP tenía en la calle con los vecinos, pero no contábamos con la abstención, que aumentó en casi 300 personas más. Pero sí, esperábamos ganar”.

-¿Tanto le costó llegar a un acuerdo con el PSOE?

“No ha habido posibilidad ninguna de hablar, ni con la candidata ni con la otra concejal socialista. Supongo que estarán pasando un momento muy difícil por la presión enorme a la que están sometidas por su partido y por CC. Es ahora cuando he podido mantener una conversación en aras de conseguir un gobierno estable este mandato”.

“La posibilidad de una moción de censura está, aunque la veo poco probable”

– ¿Y con CC lo intentó?

“CC apartó al PP desde el minuto uno que supo que había ganado las elecciones. La prueba está que Elena Luis, que es la presidenta del comité local, me llamó el viernes, el día el día antes de la toma de posesión porque quería que hablara con ella, supongo que intentando buscar un pacto in extremis. En ese momento yo no podía hablar y luego la llamé por la tarde pero fue imposible comunicarme”.

-¿Cree que será posible gobernar en minoría?

“Va a ser difícil, no lo voy a negar ni a obviar. Difícil porque si la oposición quiere puede hacer lo que quiere. Yo llevo cuatro años trabajando en la oposición y es como si lo siguiera haciendo, porque mi trabajo en estos cuatro años será buscar el consenso, sentarme con todos los partidos y llevarles las propuestas sobre la mesa. Y algo que nunca se había hecho hasta ahora, escucharé a la oposición”.

-¿Piensa que el pacto CC-PSOE puede impedirle terminar el mandato al frente de la Alcaldía?

“CC en La Guancha pide la Alcaldía como si estuviera pidiendo algo en un supermercado. Nadie en el municipio quiere un pacto CC-PSOE, pero quizás sí quieran uno PP-PSOE aunque esta última fuerza decidió no pactar. La posibilidad de una moción de censura está, aunque la veo improbable porque sino ambas fuerzas ya hubiesen construido un gobierno tras las presiones que han sufrido las concejales del PSOE por no haberle dado el apoyo a CC”.

-¿Habrá recortes que supongan un ayuntamiento menos costoso para los vecinos?

“Por lógica lo habrá porque el gobierno anterior tenía cinco concejales y uno a dedicación parcial y eso no lo podemos hacer porque la Ley de Sostenibilidad solo permite tener tres, incluido el alcalde. Además, habrá un concejal, Pedro Luis Díaz, que no estará liberado pero que hará un esfuerzo para dedicarse a sus áreas”.

“Nadie en el municipio quiere un pacto CC-PSOE, pero sí uno entre PP y PSOE”

¿Cuáles son sus prioridades?

“Hemos empezado a arreglar un montón de infraestructuras que han estado abandonadas durante 16 años, como estadio Montefrío, donde se hicieron trabajos de limpieza. En cinco días no hemos tenido tiempo para mucho, porque empiezan todas las fiestas del municipio y estamos inmersos en los preparativos y por eso nos acercamos a la concejal de Fiestas, Lorena Socas, para echarle una mano. No obstante, nos pondremos en marcha para terminar las obras de acondicionamiento de la rampa del pabellón de baloncesto, hay que limpiar calles e iniciar el mantenimiento de lugares por donde nunca había pasado el personal del Ayuntamiento. No puedo hacer cambios sustanciales porque no tengo la mayoría suficiente para realizarlos, pero sí aquellos que aprueben todos los partidos para empezar a caminar. Pero además, desde el pasado sábado han sido muchos los vecinos que han venido a hablar para ver si les puedo solucionar sus problemas”.