PÁDEL >

Experiencia para no olvidar… y repetir

Los miembros del equipo Bullpadel Tecnisur, en un karting en la jornada de ayer.. / DA
Los miembros del equipo Bullpadel Tecnisur, en un karting en la jornada de ayer.. / DA

JUAN S. SÁNCHEZ | Santa Cruz de Tenerife

Regresaron como campeones pese a que el título no fue para ellos. Los miembros del Bullpadel Tecnisur abandonaron ayer Tarragona para volver cada uno a su isla y lo hicieron con la satisfacción de haber dejado una imagen inmejorable para el pádel canario.

Su lucha mano a mano con los dos mejores equipos del Campeonato de España fue épica y dejó grandes sensaciones entre los asistentes. El equipo canario dio la cara y se fue del torneo por la puerta grande después de haber dejado en la cuneta al potente CP Narón con Chico Gomes, Pablo Lijo o Pío Otero en sus filas.

Luego, en los cuartos de final, el triunfo ante el Pádel Indoor Granollers estuvo en la mano, a sólo dos puntos. Los catalanes, reforzados a base de talonario con Miguel Lamperti, entre otros habituales del World Pádel Tour, sufrieron hasta la última bola pero se llevaron el triunfo.

“Todavía no somos conscientes de lo que hemos hecho en Tarragona”, decía el más veterano del grupo canario, Mariano Córdoba, que reconocía que “esto ha sido muy grande y si no hemos logrado meternos en las semifinales y haber ascendido ha sido por pura mala suerte”.

Un equipo como el Bullpadel Tecnisur, hecho entre amigos con el único fin de ir a Tarragona a competir sin ningún complejo, se convirtió en la gran sensación del torneo. “Volvemos muy satisfechos”, reseñaba el capitán, Sixto Hernández, curtido ya en lides de estas características, que señalaba que “ha habido una convivencia espectacular entre todos, hemos sido un bloque muy homogéneo por más que las parejas fuéramos las que siempre competimos juntas en los torneos de casa, pero nos hemos apoyado, nos hemos animado, nos hemos dado consejos con las experiencias que teníamos de anteriores campeonatos y hemos pasado un gran fin de semana”.

La suerte en el sorteo le fue esquiva a los canarios. Quedaron emparejados con los equipos más potentes en la parte baja del cuadro, pero no hubo complejos ni lamentaciones. Se enfundaron la equipación y saltaron a la pista a competir de tú a tú con el que tocara, sin mirar nombres ni hombres.

Así cayó el Narón y así estuvo cerca de perder con el Bullpadel Tecnisur el poderoso Pádel Indoor Granollers. Luego, tras la eliminación los canarios, ya sin presión ni obligación, disfrutaron de Tarragona y sus alrededores hasta que anoche regresaron cada uno a sus domicilios con la satisfacción de haber cumplido consigo mismos. El año que viene volverán a intentarlo y lo harán con la experiencia que ya han vivido.

Prinsotel, el campeón

El Prinsotel Pádel Club fue el equipo que se proclamó campeón en este Campeonato de España por equipos tras derrotar al Pádel Indoor Granollers por 3/2 en la gran final. Los baleares del Prinsotel, que iban por la parte alta del cuadro, tuvieron un plácido camino hacia la final donde ya se plantaron como equipo ascendido a Segunda Categoría al igual que el Granollers. En el duelo por el título, los baleares, con un equipo sin nombres destacados más allá de los de Iván Risueño y Toni Calafell, viejos amigos de batallas de Sixto Hernández y Álvaro Gutiérrez, vencieron por 3/2. Pero antes de la final el Prinsotel sólo perdió dos partidos de los 15 que disputó en sus tres eliminatorias, lo que deja claro su camino tranquilo hasta el ascenso.