superconfidencial >

Hoy no tenía ganas de hacer nada – Por Andrés Chaves

1. Hoy fue uno de esos días, mejor, de esas madrugadas, en las que no tenía ganas de hacer nada; ni siquiera de leer; ni tampoco de escribir. Así que bajé al patio con una loncha de jamón para que Mentecata, mi bulldog inglesa, se tomara el antibiótico y me quedé un rato hablando con ella y acariciándole el tolmo, que es lo que le gusta. Está mala de los oídos y mis hijas me recuerdan cada noche que le dé la medicación que le ha recetado la veterinaria. Mentecata es una perra singular, que le tiene un miedo atroz a Maximina, la tortuga que se mete en su caseta a morderle el colchón. Mentecata le ladra, pero es imposible llegar hasta ella, refugiada en su concha. La secretaria de Mentecata es Cocó, una yorkshire mayor que las de su raza -yo creo que tiene algún antepasado de dudosa reputación-, que se escapa cada dos por tres: cuando entra el cartero, el del butano, el de Mercadona, el pizzero, el que revisa los contadores y la madre que los parió. Pero Cocó siempre vuelve y espera a que alguien le abra la puerta. Es recibida por Mentecata, que le propina una mordida cariñosa.

2. Esta crónica de mi reino animal era completamente inesperada, incluso para mí. Las perras del piso son Mini y Coqui, yorkshires finas. Ayer las llevé a que las bañaran y andan con unas colitas ridículas en la cabeza, que mi santa no quiere que les quite. He dado con un pienso fabuloso, de manzana y cordero, que les protege la piel. Estoy encantado, así que gracias a Mercedes, de Mimo, que es su ángel de la guarda.

3. Mis perros son mi familia. Tienen suerte de vivir con nosotros. Tengo otro, autista, que se llama Gucci y que sólo protesta cuando tiene hambre. De resto, ni se oye. Es un lulú de pomerania, cursi como un guante. Su pareja, Prada, reside momentáneamente en Madrid; regresa en julio, si Dios quiere. Esta es parte de la fauna que reside en casa porque tengo también un agaporni, al que llaman inseparable -viven en pareja-. Pero a Roberto le puse en cierta ocasión una Roberta y casi se matan. Así que no sé qué pensar. Lo siento, no quería hablar de política.
achaves@radioranilla.com