SANTA CRUZ >

Inversión de 200.000 euros para cinco obras de pluviales en la capital

N. T. | Santa Cruz de Tenerife

Las obras decretadas de emergencia para evitar que el agua de lluvia vuelva a provocar los destrozos que provocó en la capital el pasado mes de octubre, y que se comenzaron de inmediato, se están viendo complementadas con una serie de pequeñas actuaciones que vienen a solventar los problemas que sufren algunos puntos concretos de la capital cada vez que llueve. En estos momentos son cinco los trabajos que se están terminando o a punto de empezarse y cuyo presupuesto conjunto asciende a unos 200.000 euros.

Una de estas intervenciones, que ya está casi terminada, es la que afecta a Pasaje de Álvarez, consistente en la instalación de un imbornal en la intersección con la calle Bravo, así como un tubo de 400 milímetros para desaguar la lluvia hacia el Barranco de Santos. Con esta intervención se busca evitar que se repita lo ocurrido el 19 de octubre de 2014, cuando la falta de drenaje hizo que el agua se acumulara y se llevara por delante los muros de varias viviendas en el barrio de Buenavista. Casas que, por otra parte, siguen sin recibir la ayuda para su arreglo, tal y como denuncian los afectados.

Otra de las obras que está por terminarse es el rebaje de aceras que se lleva a cabo en la calle Ester Tellado, también en el barrio de Buenavista, y que tiene como objetivo que no se acumule el agua y pueda ser conducida al Barranco de Santos a través de un paseo recién construido.

Según explicó el concejal en funciones de Obras y Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, a estas dos actuaciones casi terminadas se unen esta misma semana el comienzo de otras tres. “En la zona de Las Cabritas iniciamos una obra destinada a resolver también los problemas de inundaciones que los vecinos vienen sufriendo de forma periódica”. Se trata de una intervención en la calle Gara y Jonay y será ejecutada por Emmasa.

Junto a esta obra, en María Jiménez, en la calle Andrés Vidal, “vamos a hacer una pequeña intervención para canalizar un barranco que se desborda a la altura del campo fútbol, en la parte alta, que también provoca que se inunden viviendas y garajes”. La quinta de estas acciones es la que se va realizar en breve en la calle Saludo, en el barrio de La Salud, en la que se inundan garajes y se produce acumulación de agua. “Vamos a hacer unas actuaciones para que el agua continúe y que no se meta en los inmuebles”, detalló Arteaga. En esta última se está a la espera de la reorganización del tráfico, especialmente en lo referente al paso de guaguas y los camiones de basura.

Demora
Aunque ya está todo dispuesto para una de las dos obras más importantes de pluviales que afronta la capital, la canalización del agua de lluvia de la avenida de Venezuela, el comienzo sobre el terreno de intervención se ha visto retrasado por una cuestión administrativa. Según explicó Arteaga, “una comunidad de vecinos nos ha cedido su aparcamiento para que pase el colector por ahí, evitando así el corte de la avenida, pero para poder usarlo debemos primero hacer un cambio de titularidad y eso es lo que ha retrasado el inicio de las obras”.

El edil añadió que, “mientras se produce el cambio, ya estamos realizando una actuación puntual en el límite con La Laguna”. Arteaga confía en que comience en breve esta intervención cuya modificación ya ha sido aprobada por el Cabildo, que la cofinancia a través del programa de cooperación municipal.