SANTA CRUZ >

“La estabilidad es gobernar día a día y no al dictado de la oposición”

José Manuel Bermúdez presidió el último pleno extraordinario del mandato 2011-2015 como alcalde en funciones. / SERGIO MÉNDEZ
José Manuel Bermúdez presidió el último pleno extraordinario del mandato 2011-2015 como alcalde en funciones. / SERGIO MÉNDEZ

N. T. | Santa Cruz de Tenerife

Sabe que la posible expulsión de CC en su caso es más difícil de llevar a cabo que con cualquier otro afiliado si finalmente firma un pacto de gobierno con el PP, contraviniendo así las directrices iniciales de CC; sabe que, con las órdenes regionales en la mano, no ha incumplido ninguna (la aritmética en la capital no da); como también es conocedor de que no está solo en su ánimo por pactar con los populares. José Manuel Bermúdez, alcalde en funciones de Santa Cruz, insistía ayer en apostar por un gobierno en mayoría y, por tanto, “buscar cualquier acuerdo que dé estabilidad en los próximos cuatro años”. Para el alcalde, “la opinión del partido en Santa Cruz está dada y es la misma que la mía: optar por un gobierno en mayoría”. Dados los acontecimientos de los últimos días, solo el PP cumple con los requisitos.

Aunque desde las filas populares se reconocen los contactos con CC, no lanzan las campanas al vuelo. Las fuentes consultadas muestran cautela ante la posibilidad de que Bermúdez esté usando al PP para presionar al PSOE en la negociación que, estas sí, tienen en marcha ambos partidos. Todo ello a pesar de que otras fuentes señalan que incluso las concejalías podrían ya estar repartidas. El tercero en discordia, el PSOE, seguía ayer sin pronunciarse sobre los movimientos de unos y de otros, haciendo mutis por el foro en cuanto tienen ocasión.

Mientras, Bermúdez sigue orientando sus miras al PP para una mayoría absoluta y ayer lo hacía diciendo que la fiscalización de cada paso del Gobierno municipal desde la oposición o que incluso llegue a bloquear asuntos, “es un mal gobierno para la ciudad”.

Cuestionado por si dudaba de la capacidad de su nuevo equipo para negociar con la oposición desde un gobierno en minoría, Bermúdez se defendió diciendo que ha demostrado “tener cintura política” en estos cuatro años. “La estabilidad no es que no te hagan una moción de censura -continuó-, es gobernar todos los días, sacar expedientes a diario, en los plenos, en los consejos de administración, en las empresas y organismos autónomos, es gobernar una ciudad y no estar a expensas del dictado de la oposición”, subrayó José Manuel Bermúdez. En su argumentación llamó la atención sobre lo que supondría gobernar en minoría en otras administraciones, “igual que no vale para gobernar España ni el Gobierno de Canarias, tampoco vale para un municipio donde es más difícil si cabe”, concluyó Bermúdez.

Un pleno para el adiós de 13 concejales

N. T. | Santa Cruz de Tenerife

No llegó a cinco minutos la duración del pleno extraordinario celebrado ayer para la aprobación de actas pendientes. Fue el último para 13 concejales: Guillermo Guigou (Ciudadanos de Santa Cruz, ausente), José Manuel Corrales (XTF), Alexis Oliva (PP, ausente), Yolanda Moliné (PP, ausente), Manuel Fernández (PP), Ana Zurita (PP), Yuri Mas (PSOE, ausente), Clara Segura (PSOE), Alberto Bernabé (CC), Hilario Rodríguez (CC), Ángela Mena (CC), Fernando Ballesteros (CCN) y Zósimo Darias (PNC). Una sesión en la que se guardó un minuto de silencio por la muerte del socialista Pedro Zerolo, y en la que el alcalde aprovechó para despedir el mandato y pedir disculpas por si en algún momento había sido “demasiado bronco” en la defensa de sus ideas. Sin embargo, tras acabar el pleno, añadió que “con la oposición ha habido momentos muy duros en los que han estado más por el interés de desgaste del grupo de gobierno que por los de la ciudad”. “Es legítimo -continuó-, pero yo no lo comparto”. “Esta claro que el grupo de gobierno no ha tenido una cooperación por parte de la oposición para sacar temas importantes”, concluyó el alcalde.

En cuanto a los que se van, Bernabé confesó que cerraba una etapa que ha sido “un máster en política municipal” y de la que se marchaba satisfecho por los logros de su área (Hacienda). Bernabé vuelve al Cabildo, igual que Ana Zurita, que seguirá defendiendo los asuntos del territorio en la Corporación insular. Fernando Ballesteros, por su parte, se mostraba feliz por lo que, para él, sí que fue el último de todos los plenos, ya que abandona la política.