santa cruz>

“Obligar a gobernar en minoría sería una mezquindad política”

José Manuel Bermúdez y Zaida González, el pasado jueves.  | F. PALLERO
José Manuel Bermúdez y Zaida González, el pasado jueves. | F. PALLERO

N. TORRES | Santa Cruz de Tenerife

José Manuel Bermúdez no ve motivos para que su partido, Coalición Canaria, le abra expediente por haber pactado con el PP en Santa Cruz, poniendo en riesgo así el pacto regional que se gesta con el PSOE. Hoy el nacionalista tomará posesión como alcalde, renovando así el cargo al que llegó hace cuatro años, entonces con el apoyo de los socialistas. Ayer, tras la marejada provocada en CC por su anuncio de pacto con los populares, Bermúdez insistía en que “nadie puede decir que no lo hayamos intentado, como tampoco nadie puede decir que no intentara un tripartito hasta el final con PP y PSOE”, explicaba el alcalde en funciones en los micrófonos de Despierta Tenerife, en Teide Radio. También afirmó no haber recibido llamada alguna de su partido tras su anuncio del jueves, defendiendo que la ejecutiva insular “me ha respaldado y ha estado informada por mí durante todo este proceso y no ahora, sino desde la misma noche electoral”. “Creo que a 48 horas de la toma de posesión era mi obligación darle un gobierno estable a Santa Cruz y opté por el PP”.

En su argumentación, Bermúdez añadió que “en las negociaciones solo ha habido una línea roja y es que yo no iba a gobernar en minoría, porque es malo para la ciudad y para los vecinos y porque eso significa estar a merced de las directrices de la oposición”. Preguntado sobre qué le parece que su aparente indisciplina abra la puerta a que el pacto CC-PSOE cerrado en muchos municipios se vea en peligro, el alcalde aseguró ser partidario de la regla de su partido, “donde se sume aritméticamente se pacta con el PSOE”, para preguntarse a continuación que “si no se llega, entonces ¿cuál es la opción?, gobernar en minoría; eso sería una mezquindad política porque sería obligar al desgobierno de una ciudad”. “Eso no me lo ha ordenado nadie -continuó- y además no está recogido en las reglas del pacto regional con el PSOE, es más, lo que dicen es que allí donde no dé la suma a tres, queda exento de la regla regional”. El alcalde aseguró estar contento con el acuerdo firmado con los populares porque es “estable y fuerte” y que espera “dure los próximos cuatro años porque nace con esa voluntad”. Bermúdez no quiso pronunciarse sobre si la marcha de Cristina Tavío fue determinante para la firma del pacto.

Por su parte, la que será su primera teniente de alcalde y concejal de Seguridad Ciudadana, tal y como ella misma confirmó, Zaida González, también en Teide Radio, se mostró feliz por el acuerdo alcanzado: “Estoy contenta porque mi grupo haya podido acceder al equipo de gobierno”. En cuanto a sus objetivos para el mandato apuntó que pasan por reactivar la ciudad, jurídica y físicamente a través de la Gerencia de Urbanismo o mejorar la gestión del IMAS.

Concejalías
Si bien por parte del PP ya se conocen, aunque de forma extraoficial, quiénes ocuparán las seis concejalías que les han adjudicado, en CC, ayer, aún se seguían barajando los nombres que ocuparán las suyas (Hacienda, Obras Públicas, Sociedad de Desarrollo, Recursos Humanos, Viviendas, Fiestas, Deportes y Participación Ciudadana). Al parecer, el alcalde se ha encontrado con la reticencia de algunos concejales electos a ocupar las áreas que, a priori, les habían sido asignadas.

IUC y SSP, preocupados por el posible retroceso social
El pacto firmado entre CC y PP, además de al PSOE, que sigue sumido en el silencio a pesar de haberse quedado fuera de lo que a priori era la primera opción para gobernar, le genera desconfianza a los otros dos partidos de la oposición. Tanto Sí se puede como Izquierda Unida Canaria-Los Verdes mostraban ayer su preocupación por el retroceso social que puede significar un gobierno formado por nacionalistas y populares.

Desde Sí se puede, Asun Frías apuntaba al riesgo de que “se asienten políticas asistencialistas en áreas claves del gobierno local, en detrimento de políticas redistributivas”, haciendo clara referencia al hecho de que el PP sea el que gestione la Concejalía de Asuntos Sociales y por tanto el devenir del IMAS, ente encargado de la gestión de las ayudas sociales.

Frías también hizo alusión al hecho de que los populares sean los encargados de gestionar Urbanismo. “Le pasan la responsabilidad del mamotreto al PP, entre otros asuntos más importantes”. Añadió que será una de las áreas “donde estableceremos más control para exigir el cumplimiento de las resoluciones judiciales que afectan a esta parte de la vida municipal”.

Por su parte, Ramón Trujillo, concejal electo por IUC-LV, dijo tener la sensación de que “la voluntad de CC siempre ha sido la de pactar con el PP y solo estaban buscando excusas para no hacerlo con el PSOE”. Trujillo entiende que el acuerdo firmado por Bermúdez no ha sido para buscar la estabilidad y el beneficio de los vecinos, como defiende el alcalde en funciones, sino para poder tomar decisiones en el pleno que “beneficien intereses privados”.

En cuanto al Partido Popular, dijo que “le ha dado un cheque en blanco a Coalición con tal de gobernar”. Al igual que Frías, el concejal de IUC mostró su desconfianza ante la gestión de los populares en Urbanismo: “Es un auténtico peligro y no me da ninguna tranquilidad”.