maldito parné >

Pactos de conveniencia – Por María Fresno

Más o menos todos sabemos lo que es un matrimonio de conveniencia. En los países árabes, India o China este tipo de matrimonios son muy comunes, amparados en que con estas uniones se mantiene un cierto orden económico. Normalmente, la pareja se conforma con las normas impuestas y al final, el amor de compañía (aquel que se tiene por una persona con la que se ha compartido mucho tiempo) termina por aparecer, pero muy alejado del amor romántico. En general, en este tipo de uniones, la traición y el engaño suelen ser protagonistas. Esto es lo que ocurre con un pacto político en cascada. Estas últimas semanas hemos asistido a un espectáculo bochornoso en el que esbirros de CC y PSOE se repartían los municipios de Canarias como si fueran caramelos, sin contar con los concejales electos, es decir, con aquellos que han sido elegidos por los ciudadanos. Me parece vergonzoso que durante dos semanas ocho individuos se sienten en una mesa con un mapa de Canarias sobre la mesa [hay fotos de eso] y decidan los pactos en los ayuntamientos. Me parece una tomadura de pelo que estas personas decidan quién gobierna en mi municipio, en lugar de ponerse a trabajar para elaborar un programa de Gobierno donde se plasmen propuestas de uno y de otro para el futuro de Canarias. Estuvieron dos semanas sentados en una mesa repartiéndose ayuntamientos y obligando a los protagonistas a quererse, amparados en una falsa estabilidad política. La estabilidad en las instituciones la dan las personas y cuando se obliga a dos partidos que no se quieren a quererse, saldrá mal. Siempre sale mal. Hay miles de ejemplos. Todos sabemos que el ridículo documento que van a firmar para no apoyar mociones de censura no sirve para nada porque no obliga a nada. Solo tiene una implicación moral que, en política, no existe. Me parece bien lo que ha hecho Bermúdez en Santa Cruz, aunque no estoy de acuerdo en que para este pacto exigiera la marcha de Cristina Tavío. Al final el PSOE se ha plegado a CC, solo por seguir ocupando las sillas azules del Gobierno. Ambos deberían preocuparse en buscar dónde están los miles de votos que saben que han perdido. Deberían preocuparse por gobernar, porque hemos desperdiciado un año en campaña electoral. Quedan meses para las generales y todos estos pactos podrán cambiar en función de los resultados. ¿Cuánto más tiempo vamos a perder?

@MariaFresno72