FÚTBOL >

La Palma saluda al Mensajero

Los jugadores del Mensajero fueron recibidos a la llegada a la isla de La Palma por multitud de aficionados, que desbordaban alegría por el ascenso de su equipo. / DAVID SANZ
Los jugadores del Mensajero fueron recibidos a la llegada a la isla de La Palma por multitud de aficionados, que desbordaban alegría por el ascenso de su equipo. / DAVID SANZ

DAVID SANZ | Santa Cruz de La Palma

Ni el cansancio físico de la plantilla tras un partido tan sacrificado como el disputado en Pontevedra, ni la resaca de una noche de festejos en tierras gallegas, ni las horas de vuelo hasta llegar a la isla de La Palma fueron impedimento alguno para que el equipo del Mensajero se fundiera con su afición a la llegada al mediodía de ayer al aeropuerto de Mazo para celebrar el merecido ascenso directo a la competición de bronce del fútbol español.

El Mensajero será el único representante canario que tendrá la próxima temporada la 2ª B, una categoría que recuperó por la puerta grande el conjunto de Santa Cruz de La Palma después de 13 temporadas de ausencia. Es verdad que no lo logró en un partido que se recordará por su belleza, pero sí por la entrega y el sacrificio de los hombres que salieron al campo para lograr la meta del ascenso.

Es más, como ha reconocido uno de los jugadores claves de este Mensajero, que logró el domingo el gol de la victoria definitiva, José Silvano, el Pontevedra “llevó la batuta del partido, pero no nos crearon ocasiones de gol claras como para decir que fueron superiores a nosotros”. Desde luego que ayer tampoco era el día para rumiar el partido, papel que le toca a los derrotados, sino para saborear la victoria y, sobre todo, el ascenso.

Y para eso, el Mensajero fue llevado en volandas por cientos de aficionados que quisieron recibir en el aeropuerto de Mazo a sus héroes de carne y hueso, que no hacía 24 horas se habían dejado la piel en un campo complejo y que imponía, pero del que lograron salir victoriosos.

Gente de todas las edades, con camisas rojas, banderas y escudos del Mensajero, calentaron el ambiente a la llegada del vuelo directo de Madrid, donde viajaba la expedición mensajerista, con cantos y vítores para festejar la hazaña futbolística. Un público que explotó definitivamente cuando salieron a la terminal los primeros jugadores y el cuerpo técnico del Mensajero.

Fue imposible arrancarle a los jugadores unas palabras sobre el futuro de este equipo, que a partir de ahora inicia una apasionante andadura para tratar de consolidarse en una categoría profesional. Querían, por el contrario, disfrutar el presente y el merecido reconocimiento de una brillante temporada que ha sido coronada con el ascenso.
Subidos en el trenecito y encabezando una larga caravana de coches, hicieron el recorrido triunfal desde el aeropuerto hasta el estadio Silvestre Carrillo, donde les esperaba un almuerzo con la masa social del CD Mensajero, ahora de 2ª B.

A la espera de fijar las citas

El equipo tenía previsto realizar uno de los actos protocolarios durante el propio recorrido que hizo en el trenecito desde el aeropuerto hasta el estadio Silvestre Carrillo, como es la visita al Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, pero el retraso sufrido por el multitudinario recibimiento que tuvieron en el aeropuerto de Mazo impidió que se detuvieran en las Casas Consistoriales de la capital palmera, según confirmaron fuentes de la directiva del Mensajero. Lo cierto es que no tienen cerrado un calendario de actos para celebrar públicamente el ascenso a la división de bronce, aunque la visita protocolaria al Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma será una de las citas obligatorias y muy probablemente también al Cabildo Insular, aunque todavía todos estos detalles están por confirmar. Quizá haya sido un gesto de prudencia no haber armado previamente un calendario con los actos que celebrará la plantilla para celebrar el tan ansiado ascenso. En cualquier caso, desde el club confirman que informarán sobre los actos que vayan a celebrar, entre los que figurará una cena entre la plantilla, cuerpo técnico y directiva, que sea una prolongación del almuerzo del que disfrutaron ayer cientos de aficionados con sus jugadores en el campo de fútbol del Mensajero.

Yeray Pérez: “Fue un partido épico”

El ascenso del Mensajero no puede singularizarse en ningún nombre, sino en un colectivo, en un equipo, que consiguió tumbar a los puntos a un rival como el Pontevedra. Pero, sin duda, Yeray Pérez quedará para la historia como el hombre que consiguió con el único gol en el Silvestre Carrillo encarrilar la eliminatoria y dar un golpe de autoridad en el primero de los encuentros. Para Yeray Pérez, el partido de vuelta fue “épico”, al tiempo que se mostraba agradecido e impresionado por el recibimiento de la afición al equipo en el aeropuerto de Mazo. Igual de contento y agradecido estaba otro de los grandes protagonistas de la eliminatoria, el portero Kylian Pérez, que logró detener dos penaltis.

Silvano: “Me he sacado la espina del año pasado”

José Silvano, autor del último penalti que dio la victoria y el ascenso al Mensajero, reconoce que el fútbol le ha devuelto la oportunidad de “sacarme la espina” de la temporada pasada, donde el club palmero se quedó a las puertas del ascenso. El centrocampista rojinegro destacó el “derroche físico” que hizo su equipo “en un campo en el que no estamos habituados a jugar”. Su rostro, con heridas en una de sus cejas, que le obligó a llevar un aparatoso vendaje en la frente durante buena parte del partido, era el más vivo retrato de una clasificación reñida hasta la extenuación. De hecho, casi no llega a celebrar con sus compañeros el gol, porque “cuando marqué, esprinté y el gemelo dijo basta”.