POLÍTICA >

Parlamento: solo un presidente de Las Palmas y ninguna mujer

La mesa del Parlamento consulta con los portavoces. / SERGIO MÉNDEZ
La mesa del Parlamento consulta con los portavoces. / SERGIO MÉNDEZ

D. N. M. | Santa Cruz de Tenerife

El Parlamento de Canarias tiene una deuda histórica con las mujeres. En sus ocho legislaturas, la presidencia de la Cámara ha estado ocupada por cinco hombres desde 1983. Serían siete si se suman los de la etapa preautonómica (1977-1982).

La Asamblea de Parlamentarios Canarios se inauguró con el mandato de Antonio González, que duró un año en el cargo. Lo sustituyó José Luis Tomás Mederos, de 1980 a 1981. La última presidencia antes de la constitución del primer Parlamento de la autonomía la ejerció Pedro Guerra, que prolongaría su presencia en la mesa hasta julio de 1987. Luego, entre 1987 y 1995, el peso de la representación institucional recayó en los hombros de Victoriano Ríos, que precedió a José Miguel Bravo de Laguna (1995-2003). Posteriormente, Gabriel Mato se sentó en el sillón entre el 18 de junio de 2003 y el 25 de junio de 2007. Antonio Castro ha sido presidente desde junio de 2007. Victoriano Ríos, Bravo y Castro han estado dos legislaturas consecutivas.

Por filiación política, CC y el PP han aportado dos presidentes cada uno: Victoriano Ríos, Antonio Castro; Bravo de Laguna, Gabriel Mato. Del PSOE era Pedro Guerra. De los siete (contabilizados ambos periodos), solo uno procede de la provincia de Las Palmas: Bravo.

A menos de dos semanas de que arranque la novena legislatura, la composición del órgano rector del Parlamento sigue siendo una incógnita. En principio, la “lógica” oficialista sugiere que los grupos que apoyen al próximo Ejecutivo (previsiblemente, CC y el PSOE) se aseguren la mayoría de la mesa. Eso significa que uno de los cinco -el mixto no cuenta en este reparto- quedará fuera: Podemos (7 diputados) o Nueva Canarias (5). Supuestamente, el PSOE o CC tendrá dos; el otro socio, otro, y el PP, uno. Actualmente, a CC le corresponde la presidencia (Castro) y la secretaría primera (José Miguel González); al PSOE, la vicepresidencia primera (Julio Cruz), y al PP, la vicepresidencia segunda (Cristina Tavío) y la secretaría segunda (Águeda Montelongo). En esta ocasión, se da la circunstancia de que el PP era la fuerza más votada aunque igualada a CC-PNC-CCN en número escaños (21). Las elecciones del 24 de mayo han rebajado esa cifra a 12 (PP) y 18 (CC). De la combinación de estos datos se deduce que el perfil de la persona que el 23 de junio asumirá la presidencia del Parlamento reúne tres características: mujer, del PSOE y de la provincia de Las Palmas. Si finalmente Patricia Hernández (de Tenerife, como Fernando Clavijo) entra de vicepresidenta del Gobierno, para tomar el relevo se posiciona claramente Carolina Darias. Pero nada está escrito. Existen rumores de que Castro estaría dispuesto a continuar si no le encargan una consejería “tranquila”. Sin embargo, su destino apunta al Congreso. A Julio Cruz también le gustaría. Ya se verá.