Un paseo hasta Agadir

FOTOS: CEDIDAS/ Y.R FOTOS: CEDIDAS/ Y.R FOTOS: CEDIDAS/ Y.R FOTOS: CEDIDAS/ Y.R
<
>
FOTOS: CEDIDAS/ Y.R

Los más de diez kilómetros de interminables playas de arena dorada que recorren la costa marroquí de Agadir estarán, a partir del próximo mes de agosto, a menos de dos horas de Tenerife, gracias a la nueva conexión directa que Binter pondrá en marcha desde, concretamente, el 5 de agosto y hasta el 23 de septiembre, con salida los miércoles desde el aeropuerto de Tenerife Norte, a las 11.15 horas, para luego emprender el regreso hacia la Isla despegando a las 13.55 horas del de Agadir, que está a tan solo 25 kilómetros del centro de la ciudad.

Agadir es la capital de Souss Massa Drâa y una ciudad joven, ya que en 1960 tuvo que reconstruirse por entera después de que un terremoto la destruyera, dejando miles de muertos. Cuenta también con un importante puerto dividido en tres zonas, una marina, otra industrial y una pesquera, que desarrolla una intensa actividad en la zona.

En la actualidad es la segunda ciudad turística de Marruecos, después de Marrakech, y al año recibe en torno a un millón de visitantes atraídos por sus playas, la práctica del surf, su buen clima, con temperaturas muy parecidas a las de Canarias, y los atractivos de la cultura marroquí, su patrimonio y su excelente gastronomía. Los principales turistas que recibe la región son ingleses y alemanes, aunque el importante aumento de la clase media en el país durante los últimos años ha hecho crecer también el número de turistas nacionales, quienes veranean en Agadir especialmente en agosto, cuando en el norte del país se pueden alcanzar hasta los 50 grados de temperatura. De hecho, los últimos datos oficiales de mayo de este año reflejan un aumento del 20,26% del turismo nacional, aunque se produce un descenso del 1,42% en cuanto al global de llegada de visitantes.

La oferta de plazas alojativas supera las 27.000, aunque la aspiración es llegar a 30.000

Los turistas españoles aún son pocos en esta zona del país, por lo que Agadir está muy interesado en líneas como las que Binter abrirá el próximo agosto desde Tenerife y que se une a la que ya lleva tiempo operando desde Gran Canaria, con dos salidas semanales. Pero, además, esta nueva conexión también puede ser muy interesante para Canarias, al ser el destino europeo más próximo a Marruecos. “Los marroquíes quieren venir a Europa y nosotros estamos a hora y media y, en lugar de ir a otro destino, Canarias es una oferta muy atractiva para ellos, que quieren venir de compras o por el tema sanitario”, explica Noelia Curbelo, directora de Relaciones Institucionales y Comunicación de Binter.

Hoteles de tres, cuatro y cinco estrellas recorren la costa de la ciudad, que ha experimentado en los últimos años un importante crecimiento de construcciones turísticas de alto nivel, con un total de más de 27.000 plazas alojativas y con la aspiración de alcanzar las 30.000. Bernardo Martel, director del Club Hotel Riu Tikida Dunas, de 4 estrellas, y canario, afirma que Agadir “ha crecido y cambiado muchísimo en estos últimos 5-6 años, se ha construido mucho y el turismo en los últimos cuatro años ha crecido de forma importante, sobre todo el turismo inglés porque el touroperador ha apostado por este destino, que busca playa y esa parte mística de Marruecos”. “También se ha convertido en un destino de playa para el turista marroquí”, añade Martel, quien apunta que puede convertirse en una competencia para Canarias en sector de sol y playa. Marruecos está apostando de manera importante por el sector turístico y aspira a alcanzar la cifra anual de 20 millones de turistas, frente a los aproximadamente diez que recibe en la actualidad.

Pero además de los atractivos de la costa, Agadir también cuenta con una oferta alojativa destinada al golf y está comenzando a explotar el turismo rural y ecológico, apostando por el desarrollo sostenible. En este sentido, la región cuenta con zonas rurales destacables como Imouzzer Ida Outanane, a unos 60 kilómetros del noreste de la ciudad y que esconde pueblos, riachuelos y pequeños oasis vegetales a lo largo de la abrupta cordillera del Alto Atlas. O pequeñas joyas como la provincia de Taroudant, a 80 kilómetros al este de Agadir, y conocida como la pequeña Marrakech por el encanto de su arquitectura tradicional, sus calles y su zoco. Pero estas son apenas pinceladas de lo que el turista puede encontrarse en Agadir y sus alrededores más próximos, que a partir de agosto estarán a menos de dos horas de Tenerife.

“Queremos concretar la línea marítima lo antes posible”

El presidente de Souss Massa Drâa, Brahim Hafidi, destaca que las relaciones entre la región y Canarias son “excelentes” y que mantienen “una cooperación desde hace muchos años que se ha concretado en proyectos como Pontefec 1 y 2 en diferentes sectores, como energías renovables, turismo, ordenación del territorio o intercambios universitarios”. Una cooperación que espera que se estreche aún más cuando se ponga en marcha la línea marítima entre Tenerife y Agadir “que favorecerá los intercambios de mercancías y pasajeros porque hay una gran comunidad de esta región que vive en Tenerife”, apunta. “Ahora mismo -explica-, estamos haciendo un estudio y estamos en contacto con las autoridades marroquíes de transporte marítimo y de puertos para concretar este proyecto lo más pronto posible”. Hafidi resalta, además, las conexiones que Binter ha puesto en marcha entre Gran Canaria y Agadir y la nueva que empezará a operar desde el aeropuerto de Los Rodeos el próximo mes de agosto.

El presidente de Souss Massa Drâa enfatiza que se está trabajando para diversificar la oferta turística de la región más allá del sol y la playa, apostando, por ejemplo, por el turismo rural. “Nuestro consejo regional -explica- ha invertido mucho en el medio rural, subvencionando muchos albergues para reforzar el lado cultural, natural y de paisaje y enriquecer así el turismo de sol y playa”. Pero también quieren desarrollar otras fórmulas como el turismo de salud o el de deporte, ya que “nuestro clima es como el de Canarias, tenemos sol todo el año y podemos atraer equipos de Europa para entrenar aquí, por ejemplo, en invierno”. “Sin hablar de nuestra especificidad en deportes náuticos, que trabajamos en conjunto con Canarias”, añade. En esta línea de cooperación con el Archipiélago, Brahim Hafidi señala: “Estamos preparando un proyecto con el Cabildo de Tenerife” en el campo de la formación e intercambio de profesionales del sector turístico”.