SANTA CRUZ

¡Por ahí no paso!

Los huecos por falta de tapas de registro    o losetas rotas, lo más denunciado. / DA
Los huecos por falta de tapas de registro o losetas rotas, lo más denunciado. / DA

Un esguince, una rotura de húmero, otra de tibia y peroné, cortes, golpes varios así como daños en vehículos, son algunas de las reclamaciones que cada año recibe el Ayuntamiento de Santa Cruz por el mal funcionamiento de los servicios públicos y conservación de vías y calles, casi el 80% de las peticiones de indemnización tienen que ver con estos motivos.

Cuando esas reclamaciones superan los 6.000 euros en cuantía, es preceptivo que el Consistorio pida un dictamen al Consejo Consultivo de Canarias, órgano que debe emitir un informe sobre si la reclamación es conforme a derecho o no, o si la respuesta dada por el Consistorio (aceptando o denegando la reclamación) se ajusta también a derecho.

Sólo en lo que va de 2015, el citado tribunal ha emitido 12 dictámenes, de los que nueve tienen que ver con incidentes ocurridos en la vía pública. En cuatro de los casos el dictamen ha sido favorable a los denunciantes, en otros tres se rechazó la pretensión de indemnización y finalmente dos expedientes fueron devueltos al Ayuntamiento para que siguieran tramitándose. La suma de las indemnizaciones de los cuatro expedientes a los que el Consultivo dio su aval supone más de 47.000 euros.

Uno de los dictámenes emitidos este año incluso eleva la cuantía económica, que el Ayuntamiento capitalino fijó en 9.000 euros reconociendo así su responsabilidad, pero entiende el Consultivo que esta ha de ser de 15.000 euros por los daños ocasionados.

Este último caso es el de un niño que pisó una de las luminarias de la plaza de España incrustadas en el suelo, que se rompió y atrapó la pierna del niño en el hueco, lo que le provocó un corte importante en la pierna que le obligó a ser hospitalizado y recibir numerosos puntos. El niño estuvo más de tres meses de baja médica.

Desperfectos
Entre los desperfectos más comunes denunciados están los huecos en la calzada o aceras por la falta de las tapas de registro, también están las losetas rotas o en mal estado, motivos estos que provocan caídas. Los escombros o aceite en las vías que causan lesiones en las personas y daños en los vehículos también están entre los más denunciados. El Consejo Consultivo de Canarias lleva un retraso de casi dos años con respecto a los expedientes que ve, por lo que, en el caso de Santa Cruz, los dictámenes emitidos este año se corresponden con casos acaecidos en 2011, 2012 y 2013. Los expedientes van desde una caída en la calle Anselmo Benítez que se saldó con una indemnización de 13.000 euros, hasta el del menor de la plaza de España, que ocurrió en 2009, pasando por la caída de una mujer en la calle del Centro de Mayores de Ifara que supone una indemnización de 10.565 euros o los 8.541 por otra caída en la avenida de Anaga en 2013 en la que una mujer se rompió un brazo al tropezar con una tapa de registro de telefónica que sobresalía de la acera varios centímetros.

En 2014 el número de dictámenes emitidos por el Consultivo para el Ayuntamiento de Santa Cruz fue de 15, de los que seis tenían que ver con el mal estado de conservación de las vías. En este año, el órgano administrativo estimó cuatro de las reclamaciones, rechazó una y estimó parcialmente otra. En uno de los dictámenes se recoge la rotura de la tibia y el peroné de una mujer que metió la pierna en el hueco dejado por la falta de la tapa de una arqueta de registro. La indemnización fue de 6.605 euros. También reconoció el Ayuntamiento una indemnización superior a los 6.000 euros para una mujer que se cayó por unas escaleras en La Gallega, en las que no se había realizado correctamente la limpieza de escombros y grava procedentes de un solar contiguo.

En 2013 el número de estos informes alcanzó los 26 y en 2012, año especialmente productivo desde el Consultivo, se superó el centenar, teniendo que ver con el mantenimiento público en 89 de los casos. En total, desde 2011, el Consultivo ha emitido 248 dictámenes para el Ayuntamiento capitalino, de los que 195 tenían que ver con el estado de calles, aceras y vías, lo que supone el 78% de las reclamaciones. Si se echa la vista atrás, desde que el tribunal tiene archivo de sus dictámenes (1985), se han emitido 578, el número más alto de todos los municipios de Canarias aunque es explicable por ser el segundo más poblado de Canarias. En Las Palmas de Gran Canaria el número de dictámenes en todo este tiempo es similar aunque algo menor, 563. Desde el Ayuntamiento se explica que estos procesos son normales en una ciudad con tantos habitantes.