LA VICTORIA >

El PP estudia las consecuencias de la indisciplina de Fermín Correa

Fermín Correa y Leo García impidieron que Haroldo Martín (CC) fuera investido alcalde. / DA
Fermín Correa y Leo García impidieron que Haroldo Martín (CC) fuera investido alcalde. / DA

GABRIELA GULESSERIAN | La Victoria de Acentejo

“Soy un hombre de palabra y no no sé si seguiré muchos años en política pero los que siga, quiero que nadie me señale con el dedo y mucho menos por acciones de terceros”. Así de contundente se pronunció ayer el presidente insular del Partido Popular (PP), Manuel Domínguez, sobre las consecuencias que tendrá la indisciplina del nuevo alcalde de La Victoria, Fermín Correa, quien no acató las órdenes del partido y se votó a sí mismo el sábado.

“Me sorprendió muchísimo su decisión, porque siempre he creído en sus palabras. Pero además, porque hay un documento firmado y no se cumplió”, explicó Domínguez en el programa Despierta Tenerife, de Teide Radio. En dicho escrito, Correa y el otro concejal del PP, Leo García, se comprometían a abstenerse para permitir la investidura del candidato de Coalición Canaria (CC), Haroldo Martín, para que gobernara en minoría.

El también dirigente popular confesó que la decisión de Correa de votarse a sí mismo y conformar gobierno con el Partido Socialista lo asombró “porque además la dirección del PSOE en la Isla le advirtió que ambas formaciones no podían llegar a un acuerdo en ningún municipio de Tenerife porque los máximos responsables de dicho partido no autorizaban ningún tipo de acuerdo con el PP”.

Respecto a las medidas que se tomarán, manifestó que en primer lugar se debe reunir el comité de dirección del PP y el insular para analizar lo sucedido. Sobre la posible expulsión de Fermín Correa el presidente insular declaró que “en un partido serio como el PP existen muchas posibilidades, porque hay unos reglamentos y estatutos que cumplir”, y a él le toca de momento esta tarea debido a que tiene la máxima responsabilidad en el PP insular.

Por último, Domínguez sostuvo que “pertenecer a una formación política no es una obligación y por eso no puede ser que algunos dirigentes escojan “únicamente las normas que le apetecen” porque eso también lleva a una desconfianza de la ciudadanía. Un problema que a su juicio no es solo del PP sino “de todas las formaciones políticas”.
Este periódico no pudo contactar con Fermín Correa pero fuentes del comité local del PP en La Victoria subrayaron que el nuevo alcalde “cuenta con el respaldo unánime de este órgano, que se reafirma en la decisión tomada el sábado durante la toma de posesión del nuevo Ayuntamiento”.

Arropado por todos

Asimismo, aseguraron que el mandatario “está arropado por todos, simpatizantes, afiliados e incluso miembros del comité insular del PP que entienden que era necesario reconvertir la gestión del mandato anterior en una etapa donde primen el diálogo y el consenso, algo que resultaba imposible con CC”.
En relación al documento firmado entre esta última fuerza política y el PP confirmaron su existencia pero en su opinión “no tiene validez dado que no tiene en cuenta este último aspecto, que no se cumplió en la práctica los últimos cuatro años”.

Finalmente, las mismas fuentes indicaron que el PP de La Victoria “ha actuado en defensa del partido y gracias a eso ha conseguido la Alcaldía durante los próximos cuatro años” y por lo tanto apoyará al nuevo mandatario norteño “pase lo que pase”.